Villarejo, citado el 1 de septiembre para reconocimiento médico en la AN

por | agosto 25, 2022

El día 5 de septiembre el tribunal de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, reanuda el juicio contra el comisario jubilado José Manuel Villarejo por las tres piezas separadas de la causa Tándem.

El policía, que alegó haber sufrido un ictus y que alegó su imposibilidad física de atender a las vistas públicas, ha sido citado para comparecer el próximo 1 de septiembre ante el médico forense de la Audiencia Nacional para realizarle un reconocimiento médico con el filn de saber si está en condiciones de poder asistir a las vistas públicas que aún restan.

Esta citación llega después de que el pasado 17 de agosto el forense de la Audiencia Nacional informara al tribunal de que no había podido hacer el reconocimiento médico al comisario en su casa porque cuando se acercó nadie le abrió la puerta a pesar de llamar insistentemente.

Cabe recordar que el tribunal que le juzga decidió mantener las sesiones previstas para julio a pesar de que el comisario avisó de que había sufrido un ictus. No obstante, le eximió de comparecer hasta septiembre y pospuso hasta entonces cualquier intervención que competiera a su defensa, a fin de que se recuperara.

El forense, en su informe, reprochó la insistencia de la magistrada presidente, Ángela Murillo, en hacer el examen en un mes inhábil como agosto, pero indicó que a pesar de no haberle visto, con la información disponible no veía inconveniente en que acudiera al juicio en septiembre.

LA VISIÓN DOBLE

En ese informe el experto explicaba que el episodio sufrido a finales de junio «no debería ser un obstáculo insalvable para el desempeño de sus actividades habituales, ya que el dolor es posible controlarlo con la toma de analgésicos».

Sobre la posible visión doble –que según apuntó «puede llegar a ser incapacitante»–, dijo que «puede controlarse» con gafas con prisma.

Y recordó que Villarejo el año pasado llegó a acudir a los tribunales con un parche en el ojo izquierdo por «un episodio similar».

Así las cosas, el forense aseguraba que si la evolución clínica sigue «un curso normal y sin complicaciones», no veía inconveniente para que Villarejo pudiera acudir en septiembre a las instalaciones del Instituto de Medicina Legal para su exploración.

Y decía más, porque aseveró que de los datos médicos aportados por el acusado se deduce que «Villarejo no ha tenido un accidente cerebrovascular» y que no se aprecian «alteraciones relevantes». Precisó que lo que ha tenido es «una parálisis completa del III par craneal de posible causa microisquémica al haberse descartado un origen compresivo».

Se da la circunstancia de que, ante la insistencia del tribunal de enviar a la Policía y al médico forense al domicilio de Villarejo, la defensa del comisario ha presentado un incidente de recusación contra los magistrados Ángela Murillo, Carmen Paloma González y Fermín Javier Echarri «por pérdida sobrevenida de la debida imparcialidad judicial objetiva y subjetiva» al entender que esa orden «encubre la verdadera finalidad» de «vigilar diariamente durante todo el mes de agosto el domicilio familiar del enjuiciado a distintas horas cada día».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *