Test de cultura jurídica y un máster de dos años: el MIR de Sumar para jueces

Así justifica Sumar la reforma
“Sistema elitista”
Escuela de Funcionarios Jurídicos del Estado
Máster homologado
Temario de la Escuela Judicial y “juez adjunto”
Asociaciones judiciales, en contra

Una Escuela de Funcionarios Jurídicos del Estado, un test de cultura jurídica o un MIR. La Proposición de Ley Orgánica registrada en el Congreso por Sumar se publicó en el Boletín Oficial de las Cortes Generales este 7 de junio, en plena campaña electoral para las europeas, y supone una revolución en el acceso a las profesiones jurídicas

Aunque la norma habla de “reforma del sistema de acceso a la carrera judicial”, la coalición ha preparado un modelo que involucra a todos los estamentos jurídicos, desde fiscal a Abogacía del Estado. Para ello, se ha basado tanto en los procedimientos de otros países europeos como en el MIR español para medicina.

La aprobación de esta norma -que pasaría por una modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial- cambiaría el formato de oposición, el temario, los ejercicios, el sistema de preparación y la intervención de la Escuela Judicial. “La reforma propuesta del sistema de acceso a la Carrera Judicial, casi inalterado desde 1870, redundaría en un mejor servicio público de Justicia, y reforzaría la imagen de la judicatura como garante independiente de derechos y libertades”, aseguran.

Así justifica Sumar la reforma

Sumar se escuda detrás del hecho de que las modalidades de acceso a la Carrera Judicial no están definidas por la Constitución, aparte de establecer que se debe acceder a los cargos públicos en “condiciones de igualdad” y de acuerdo “a los principios de mérito y capacidad”.

Dado que existen “evidencias que ponen en cuestión el respeto a la igualdad”, argumentan, ello “posibilita” la transformación del sistema de acceso a la Carrera Judicial.

“Sistema elitista”

Uno de los principales argumentos del partido es que la oposición se ha configurado como un “sistema elitista” en el que “únicamente se valora la capacidad de memorizar normas jurídicas frente a los méritos profesionales, la sensibilidad social y democrática, la neutralidad, la empatía y la capacidad de interactuar con los ciudadanos”.

Para la coalición, este sistema que somete a los opositores a cuatro o cinco años de estudio para superar una prueba oral “no permite valorar la capacidad de análisis y argumentación de los aspirantes”.

Asimismo, como consta en la proposición de ley, el coste que asumen las personas que opositan y sus familias (entre 100 y 300 euros de media mensuales, indican) excluye a muchos candidatos porque no pueden permitírselo.

Escuela de Funcionarios Jurídicos del Estado

Con el fin de cambiar unas pruebas basadas en la capacidad memorística de los opositores, que deben aprenderse 300 temas, la coalición de izquierdas propone un modelo de preparación continuo desde la Facultad de Derecho en el que los alumnos con las mejores calificaciones puedan acceder a la Escuela Judicial.

En caso de que el Gobierno dé luz verde a la norma, se establece que en el plazo de un año se presente un Proyecto de Ley que regule la creación de una Escuela de Funcionarios Jurídicos del Estado y se desarolle un nuevo sistema de acceso para Judicatura, Fiscalía, Letrados de la Administración de Justicia, Abogacía del Estado y Letrados del Consejo General del Poder Judicial.

Máster homologado

Sumar detalla que al finalizar la Facultad, los estudiantes deben superar una prueba tipo test que incluya cuestiones sobre cultura jurídica general para acceder a un máster de dos años de duración.

Tras esta primera fase, los estudiantes con más puntuación podrán elegir entre una de las profesiones mencionadas y los que no lleguen recibirán el título de máster en profesiones jurídicas del Estado, habilitante para su ejercicio profesional. De esta forma, indica Sumar, se evita que los años de estudio no sean una pérdida de tiempo para los que no consigan ingresar o desistan de la oposición.

Temario de la Escuela Judicial y “juez adjunto”

A partir de ahí, continuarán formándose durante dos cursos más en las Escuelas correspondientes hasta superar un último proceso selectivo que les permitiría entrar en la carrera judicial, fiscal o la profesión deseada.

El temario que propone Sumar para los futuros jueces incluye la defensa de los derechos humanos, el principio de no discriminación y la igualdad entre hombres y mujeres. En particular se centra en la legislación especial para la lucha contra la violencia sobre la mujer en todas sus formas y sobre los derechos de la infancia y la adolescencia.

Las prácticas serán tuteladas y se efectuarán en órganos de todas las jurisdicciones, incluido también ejercer como parte de Turno de Oficio. Durante este tiempo, los estudiantes harían de jueces sustitutos y de refuerzo. A esta nueva figura, la proposición de ley la define como “juez adjunto”.

Asociaciones judiciales, en contra

Según ha podido saber Confidencial Digital, la Asociación Profesional de la Magistratura, la mayoritaria en la carrera, rechaza rotundamente la proposición de Sumar y defiende que el sistema actual de oposición ya respeta los principios de mérito, capacidad e igualdad.

Desde la Asociación Judicial Francisco de Vitoria señalan que el examen de ahora asegura la independencia judicial “frente a cualquier injerencia del poder político”, ya que garantiza que no haya manipulaciones ni se introduzcan sesgos ideológicos.

El exdirector de la Escuela Judicial, Jorge Jiménez, interviene durante el acto de entrega de los despachos a 160 nuevos jueces, en el Auditori Fòrum del Centro de Convenciones Internacional de Barcelona, a 14 de febrero de 2024, (Foto: David Zorrakino / Europa Press)

Deja un comentario