Sol Muntañola, Molins Defensa Penal y Morales Abogados, montan una ‘startup’ que protege la privacidad digital de personas físicas y jurídicas

johnk

Buscar soluciones integrales a nuevos problemas. Este es el lema de las compañías que han impulsado la puesta en marcha de la ‘startup’ IDN.tt, ya operativa para ayudar a proteger la reputación digital de personas físicas como jurídicas.

Una actividad cada vez más importante porque desde la irrupción de las redes sociales cualquier ciudadano o entidad puede crear contenidos propios relacionándolos con un tercero, lo que a veces afecta la reputación y honorabilidad de éstos.

A este respecto este servicio integral a nivel reputacional en Internet pretende afrontar infracciones de carácter civil, penal o mercantil, relacionados con el honor, la intimidad o la propiedad intelectual e industrial en este tipo de asuntos.

IDN.tt está liderada por una empresa experta en regulación y escucha digital (Tenthman), una empresa de tecnología legal (Ka Recovering Services), una empresa de investigación privada (Marco & Co.) y una agencia de comunicación (Professional Newco).

Junto a ellos, hay tres despachos de abogados que asesoran a los potenciales clientes en este tipo de situaciones. Así intervienen en esta alianza un despacho de especialistas en propiedad Intelectual, Sol Muntañola Abogados; dos despachos de abogados penalistas, Molins Defensa Penal y Morales Abogados Penalistas. Todos ellos socios comprometidos con el lanzamiento de esta iniciativa.

Buena parte de la vida y del tráfico comercial se ha desplazado al mundo virtual, al espacio digital o, si se prefiere, a las redes. Y ahí, es muy difícil para los abogados actuar.

De ahí, nace IDN.tt, para actuar con herramientas digitales en el mundo digital y tener más efectividad real ante contenidos relevantes que puedan atentar contra la intimidad u honor de terceros.

Fermín Morales, socio de Morales Abogados Penalistas, aclara que “se trata de ofrecer un servicio integral del buen nombre y reputación en internet de la persona o entidad afectada por los contenidos que se viertan en redes sociales, especialmente”.

Desde su punto de vista, “las formulas jurídicas tradicionales de activación de acciones judiciales son lentas, complejas. Si legalmente es posible utilizar herramientas sofisticadas para el borrado de contenidos sobre comentarios vejatorios, es un camino que se gana indudablemente”.

Desde esta perspectiva, IDN.tt busca soluciones efectivas, rápidas y extrajudiciales para actuar en un triple frente.

Un primero que es la escucha activa y certificada en Internet, los medios y redes sociales de cualquier contingencia reputacional, otro segundo el análisis cualitativo de toda la información que pueda afectar la imagen de empresas y personas de relevancia pública, y, por último, a un software único en el mercado, la posibilidad de desindexar o eliminar  prácticamente cualquier contenido en Internet actuando siempre bajo el amparo de la ley.

“La idea es ofrecer este servicio integral de esta plataforma para proteger su buen nombre y reputación en Internet”, afirma.

Problema de suplantación de contenidos

Precisamente, este viernes el Ministerio de Consumo y la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) lanzaron una campaña en redes sociales para difundir entre la ciudadanía qué pasos hay que seguir si se sufre una suplantación de identidad en estos servicios.

Esta campaña coincide con la celebración del Día Internacional de la Protección de Datos, una jornada impulsada por la Comisión Europea, el Consejo de Europa y las autoridades de protección de datos de los Estados miembros de la UE con el objetivo de impulsar el conocimiento de los derechos de la ciudadanía en materia de protección de datos.

En España, un 70,9% de los hombres y un 66,8% de las mujeres de entre 16 y 74 años ha participado en redes sociales en los tres últimos meses, según el estudio sobre el uso de Internet elaborado por el INE en diciembre de 2021.

Esto significa que, si tienen un perfil, éste incluye datos como su nombre, fotografías y otro tipo de información personal.

La campaña detalla qué pasos se deben seguir para eliminar el perfil falso de la manera más rápida posible, para lo que es necesario contactar en primer lugar con la red social mediante los formularios habilitados a tal efecto.

Para Morales, “la suplantación de identidad es cada vez mas preocupante. Eso hizo que el Código Penal en su reforma del 2015 incluyera tipos sobre esta suplantación informática de la identidad”.

Este experto recuerda que nuestro sistema legal castiga en el artículo 401 del Código Penal este delito con pena de prisión de seis meses a tres años. La acción descrita en el tipo penal es la de usurpar el estado civil de otro.

Es frecuente que los tribunales absuelvan al acusado cuando no llegue a materializarse el perjuicio para la víctima

Con este delito se trata de proteger la fe pública de la comunidad o la confianza en la identificación de las personas. Por ello la jurisprudencia entiende que no es suficiente suplantar una identidad ficticia.

Para poder cometer este delito el autor tiene que usurpar la identidad de una persona real, resultando impune la acción en el caso de que el culpable decidiera inventarse un personaje ficticio y hacerse pasar por él, suplantación de identidad.

El artículo 401 no exige que la suplantación de la identidad ajena tenga que realizarse en perjuicio del suplantado, si bien, es frecuente que los tribunales absuelvan al acusado cuando no llegue a materializarse el perjuicio para la víctima.

Faltan juzgados especializados

A juicio de este penalista, “la falta de juzgados especializado en delitos digitales es un drama para las víctimas de estas acciones, porque muchos asuntos se eternizan en los tribunales. En este tipo de asuntos las pruebas periciales son fundamentales para probar judicialmente si hubo o no delito digital”.

Por su parte, Jorge Navarro, socio del despacho de abogados Molins Defensa Penal, apunta que “no hay soluciones eficientes y efectivas que puedan paliar el daño que los ‘odiadores’ y divulgadores, profesionales y aficionados, infligen a quienes han encontrado en la red su medio de comunicación, de entretenimiento o de vida”.

“En nuestro país, como en tantos otros, los problemas digitales no tienen solución real sólo con las herramientas que una ley pensada para el mundo presencial pone en nuestras manos. Los problemas digitales requieren soluciones digitales, y por eso nos hemos asociado un grupo de expertos en IDN.tt.”.

A su juicio, “la evolución de las relaciones económicas, sociales y personales suponen un cambio de paradigma en cómo nos relacionamos. Nuestra intimidad, nuestra imagen, como nos mostramos al mundo y cómo nos ven, se ha convertido en nuestra carta de presentación».

A este respecto, considera que “preservar nuestra propia esencia personal en una sociedad globalizada no es tarea fácil. A este respecto el equipo humano de IDN.tt ofrece una herramienta que nos facilita recuperar nuestras vidas, superar el pasado y avanzar hacia el futuro”.

Este experto aclara que la eliminación de los contenidos se logra cuando vas a las plataformas, a Twitter o Facebook por ejemplo, y les pides expresamente que lo hagan. Realmente el término que nosotros utilizamos es la desindexación es desindexarlas de Google para que no salgan en la página primera.

Deja un comentario