Salvador Alba y su esposa se querellan contra Carlos Sosa por los supuestos delitos de acoso, de odio y de revelación de secretos

por | junio 20, 2022

El exmagistrado Salvador Alba y su esposa, la letrada de la Administración de Justicia Teresa Lorenzo Establier, han interpuesto una querella en los Juzgados de Madrid contra el periodista Carlos Ramón Sosa Báez, director del periódico Canarias Ahora, por los supuestos delitos de acoso –o «stalking»–, de odio, de revelación de secretos y de delito de pertenencia a organización o grupo criminal.

«El querellado, Carlos Ramón Sosa Báez, a través del medio que dirige, y que forma parte de eldiario.es, desde hace años no ha dejado de acosar, presionar y difamar a don Salvador Alba Mesa y doña Teresa Lorenzo Establier», dice la querella.

Son 125 artículos de prensa en total.

El periodista está citado a declarar como investigado el día 12 de julio. Asimismo, se ha dado traslado al fiscal para que se retiren los artículos del publicados por ese periódico.

Sosa, dice la querella, «ha hecho públicos datos médicos reservados de don Salvador Alba, el colegio de la hija de ambos querellantes, identificando datos de la menor, y ha puesto en cuestión el trabajo de doña Teresa Lorenzo como Letrada de la Administración de Justicia por su ideología, obligándola incluso a cambiar de destino».

Los dos querellantes afirman que Sosa, aprovechándose de su posición procesal como acusación particular en el proceso como su persona ha hecho uso de toda la documentación de la causa para llevar a cabo ese acoso a través de su medio de comunicación.

«Hizo públicas en su medio de comunicación conversaciones y grabaciones que habían sido incorporadas a dicho procedimiento y que, a fecha de hoy, siguen estando colgadas en páginas como youtube», refiere en su querella el matrimonio.

ACCESO A DATOS MÉDICOS SENSIBLES

Además, desde 2018 Sosa ha venido publicando todos los documentos sobre sus bajas médicas, documentos confidenciales, en «un alarde más del acoso» violando la intimidad del querellante.

El más reciente, el 15 de febrero pasado, a través de su medio, con el titular “El juez corrupto Salvador Alba alega un día antes de tener que entrar en la cárcel una enfermedad que le impide volar”.

En el cuerpo de la publicación «se identifican datos obtenidos de los documentos médicos que don Salvador Alba había presentado el día 15 de febrero de 2022 ante la Sala de lo Penal del TSJ de Canarias. Se trata de los datos relativos al Hospital en el que se produjo su ingreso hospitalario, la fecha del ingreso hospitalario, el número de facultativos, e incluso prescripciones médicas contenidas en el informe hospitalario que se ha aportado por don Salvador Alba, como es la prescripción de prohibición de realizar viajes en avión».

La querella recuerda que los datos médicos, «según el artículo 9 del Reglamento de Protección de Datos y el artículo 7 de la Ley Orgánica de Protección de Datos, son datos especialmente protegidos que no pueden hacerse públicos».

Y también que Sosa Báez está personado en el procedimiento en el que Alba «ha aportado la información médica -advirtiendo en el escrito presentado al Tribunal Superior de Justicia que se trata de datos sensibles y reservados».

«Así, se han hecho públicos datos reservados que pertenecen a la estricta intimidad de don Salvador Alba y su obtención ha sido absolutamente ilícita e ilegítima, pues don Carlos Sosa los ha obtenido por su condición de parte en el procedimiento ejecutoria 1/2022 del TSJ de Canarias, y los ha cedido ilegalmente al querellado Iván Suárez», empleado de Sosa en Canarias Ahora.

INCITACIÓN AL ODIO

El matrimonio también se querella contra Victoria Rosell Aguilar, delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, quien cuenta con más de 104.000 seguidores en Twitter. Una red social desde donde «la señora Rosell Aguilar acosa constantemente a don Salvador Alba, provocando e incitando al odio a sus seguidores hacia la persona del querellante, tanto por su ideología o creencias, como por su estrategia procesal o uso legítimo de su derecho de defensa».

Las constantes alusiones de Rosell a «la ideología» de Alba y de su esposa a través de redes sociales, asimilándolos a la extrema derecha, han provocado que la esposa del exmagistrado haya tenido que cambiar de destino, hasta ese momento en un Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Gran Canaria, para escapar de este acoso y odio que han provocado los querellados contra ella, simplemente por pensar de forma diferente a ellos.

«Ha tenido que dejar un destino que ocupaba desde hacía más de quince años para trasladarse a otra plaza, por el constante acoso a que han sometido los querellados a doña Teresa Lorenzo Establier, por su ideología y por su matrimonio con don Salvador Alba Mesa», se puede leer en la querella.

«La querellada Victoria Rosell Aguilar ha utilizado su red social y a sus más de cien mil seguidores para fomentar el odio contra don Salvador Alba y su esposa por razones puramente ideológicas. Las constantes referencias a la ideología de los querellantes han provocado un tsunami de odio en redes sociales con mensajes, como hemos acreditado, que desean la muerte de don Salvador Alba» y que señalan directamente a la querellante doña Teresa Lorenzo.

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, a la que Alba y su esposa acusan de un supuesto delito de odio, del que ha sido vícitma su hija menor.

LA HIJA DE LOS QUERELLANTES, UNA VÍCTIMA DE ESE ODIO

La querella también afirma que una víctima directa de ese odio.

«La señora Rosell Aguilar acostumbra en su red social a sembrar el odio y a señalar a don Salvador Alba y doña Teresa Lorenzo por su ideología, lo que ha provocado numerosos mensajes de odio puramente ideológicos contra los querellantes. Victoria Rosell fomenta desde su red social este odio y esta persecución, lo que ha llevado a que la hija de los querellantes, menor, haya sufrido acoso en su colegio, activando este Colegio, Liceo Francés Internacional de Gran Canaria el protocolo de acoso escolar», prosigue la querella.

Los querellantes consideran que a estos efectos, la acción concertada de Sosa y de su pareja, la delegada del Gobierno, encaja en la descripción de organización o grupo criminal, previsto en los artículos 570 bis y 570 ter del vigente Código Penal.

«A los efectos de este Código se entiende por organización criminal la agrupación formada por más de dos personas con carácter estable o por tiempo indefinido, que de manera concertada y coordinada se repartan diversas tareas o funciones con el fin de cometer delitos», refiere la querella para describir la relación de la pareja con respecto a Alba y a su esposa.

«Los delitos de acoso, revelación de secreto y delito de odio han sido cometidos por los querellados actuando como organización criminal», concluyen.

En la misma denuncia aparecen como querellados, además de Sosa y Rosell, los empleados del primero en el Canarias Ahora, Alexis González e Ivan Suárez, Ignacio Escolar y diario.es, medio que dirige y que da cobijo a Canarias Ahora, por ser la plataforma de la que se sirve Sosa para llevar a cabo los delitos que se le imputan en la querella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *