Ramadán en España, una celebración que no podemos pasar por alto

por | abril 6, 2022

Acercarse al Ramadán es importante en España, como lo es entender el Islam como realidad histórica y culturalmente viva; también en la Abogacía española.

Y no sólo porque nuestro encaje en la cuenca mediterránea así lo imponga o porque finalmente, durante este Ramadán, nuestras relaciones con Marruecos parecen empezar a encajar en la realidad geopolítica que vivimos. Como abogadas y abogados tenemos que entender el mundo y sus personas.

Entender el Ramadán es entender mejor España, porque el Islam es una realidad en nuestra sociedad que no podemos seguir invisibilizando. Ramadán es una manifestación religiosa, pero también social y fundamentalmente cultural, dentro del Islam.

La presencia del Islam en España, además de ser parte de nuestra historia, forma hoy parte esencial de nuestra contemporaneidad. Y es que en un país que estuvo tanto tiempo cerrado a la diversidad y la “otroidad”, la presencia de musulmanas y musulmanes y la comprensión de su expresión cultural nos ayuda a crear una nueva narrativa de nuestra España, su memoria y su futuro.

Entender el Ramadán es entender el Islam, y al hacerlo cultivamos nuestra ciudadanía global a través del conocimiento de la cultura, la mejor herramienta para el progreso individual, social y político.

“Quién eres tú, quién soy,

dónde terminan, dime, las fronteras

y en qué extremo

de tu respiración o tu materia

no me respiro dentro de tu aliento”

—José Ángel Valente

Nos podemos preguntar cuántos abogados o abogadas musulmanes conocemos, o cuantas de nuestras clientas lo son y decirles en estos días:

Ramadann Karim o Ramadann Mubarak

¡que tengas un hermoso Ramadán!

Este es el saludo en estas fechas y os podéis preguntar ¿que tiene de hermoso un mes de ayuno?

Lo voy a tratar de contar, en base a mi vivencia en España, Reino Unido, Marruecos, Turquía, India y en Arabia, donde he tenido la oportunidad de vivir el Ramadán —de forma diversa.

Ramadán es el noveno mes del calendario lunar islámico determinado como mes de prácticas espirituales intensas por el Corán, pero también es momento de reencuentro familiar y social.

Este mes marca un importante periodo de pausa, de reflexión, de redefinición de metas y objetivos vitales para musulmanas y musulmanes, individual y colectivamente. Pero también marca el cierre del año contable o fiscal para muchas personas y empresas musulmanas.

El ayuno de comida y bebidas durante el día, junto a una actitud amable, pacífica y reflexiva de sol a sol son las características más ostensibles de este mes.

Sin Embargo, el Ramadán es sobre todo un mes de celebración comunitaria y sus noches están llenas de encanto, de interacciones fraternales y sociales de muy rica y diversa índole, diferentes según el país.

Al ponerse el sol en el periodo conocido como Maghrib, el Iftar, una comida ligera rompe el ayuno, terminando la noche con el suhur, pequeña comida, antes del amanecer.

Ramadán es, al menos en mi experiencia, un periodo de regeneración. Unos días, y noches, para mirarnos un poco los adentros, para abstraernos temporalmente de una vida con poco espacio para encontrar nuestro Ser, nuestra Verdad, Dios o cualquier otro principio que consideramos mantiene en orden nuestra vida

También a nivel de salud, ofrece un espacio de purificación, o “detox”, permitiendo descansar nuestro sistema digestivo.

Pero su dimensión social es quizás lo más ostensible. Un mes enfocado en la solidaridad, para comprender mejor el valor de los alimentos y el agua y las dificultades de quienes carecen de ellos.

Una buena forma de entender mejor este mes es acercarte a esa compañera o familia musulmana, vecina, y que a lo mejor no encuentres el momento de conocer.

Cualquier familia musulmana estará feliz de hacerte partícipe de este mes. Si eres de temperamento más introvertido, o te apetece un poco de retiro, prueba a buscar una noche muy especial llamada ”Lailatul Qadr” (la Noche del Destino), mencionada en el Corán, que cae en una de las últimas diez noches y que sólo se descubre en el interior, pues no se sabe cuando es. Según la tradición islámica fue en esa noche cuando ocurrió la primera revelación del Corán, que se prolongó 23 años hasta ser completado.

Esa noche y todas las noches y días de este mes son interesantes, en buena compañía, si quieres ser parte de ellas.

Ramadan Karim ¡Ten un hermoso Ramadán!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.