Patrimonio Nacional recupera una escultura de Bernini que iba a ser subastada

Apareció en una casa de subastas 

La tenía un particular

Regalo diplomático

La figura del Ganges encaja perfectamente en la maqueta original (1)

El Juzgado de Primera Instancia 42 de Barcelona ha ordenado la devolución a Patrimonio Nacional de una figura del Ganges realizada por el escultor Gian Lorenzo Bernini que fue expoliada de las Colecciones Reales y se localizó en noviembre de 2021 dentro de un lote que iba a subastarse en la ciudad condal.

La sentencia, que es firme, sienta precedente en la protección del patrimonio español, según ha informado el organismo, pues es la primera vez que recupera una pieza de las Colecciones Reales a través de una petición apoyada en informes técnicos.

Apareció en una casa de subastas 

La obra se localizó en noviembre 2021 dentro de un lote que iba a subastarse en La Suite Subastas de Barcelona bajo el nombre de “Vulcano”.

Se describía como una pieza independiente hecha en bronce dorado al mercurio y que pertenecía a la escuela italiana, “posiblemente Florencia”, siguiendo los modelos de Pietro Simoni da Barga. Calculaban que tenía un valor estimado de entre 2.000 y 2.400 euros.

El 24 de noviembre de 2021, el Ministerio de Cultura y Deporte declaró esta obra inexportable de manera cautelar y la casa de subastas se vio obligada a retirar el lote donde estaba incluida la pieza. 

La tenía un particular

En ese momento, la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional inició las pesquisas para averiguar el recorrido del Ganges y descubrió que una empresa de vaciado de inmuebles había comprado la escultura a un particular, después pasó por un anticuario y terminó en la casa de subastas barcelonesa.

Como no existía documentación que avalara su procedencia, se solicitó al Juzgado de Instrucción de Guardia de Barcelona su traslado al Palacio Real de Madrid para examinarla y comprobar que, en efecto, el Ganges pertenecía a la maqueta ‘Fuente de los cuatro ríos’ de Bernini y que en la actualidad se exhibe en la Galería de las Colecciones Reales. 

‘Fuente de los cuatro ríos’ de Bernini (1)

De forma paralela, Patrimonio Nacional recopiló una extensa documentación que demuestra la vinculación histórica de ambas piezas. Cosme de Medici la menciona por primera vez en 1668 como pieza decorativa del despacho de Carlos II. Tras salvarse del incendio del Alcázar en 1734, la escultura se guardó “en los entrepisos del nuevo Palacio Real a la espera de restauración y destino”, según reza el inventario de 1773 conservado en el Archivo General de Palacio.

Una vez realizada la investigación, Patrimonio Nacional presentó una demanda recuperar la pieza y el magistrado ha reconocido “de manera fidedigna su pertenencia continuada” en los inventarios de colecciones reales que custodia Patrimonio Nacional y ha declarado que la escultura es “una parte indivisible de la obra en su conjunto”.

Regalo diplomático

La maqueta representa la fuente con obelisco de la Plaza Navona de Roma, hecha en bronce fundido y dorado por Gian Lorenzo Bernini entre 1651 y 1665. En la obra original se representaban cuatro ríos: el Nilo en África, el Río de la Plata en América, el Danubio en Europa y el Ganges en Asia. Son figuras alegóricas que desaparecieron posteriormente sin que hubiera registro de ello. El último inventario donde aparece la pieza íntegra es de finales del XIX.

Bernini realizó varios modelos de esta fuente y, según la documentación conservada, fundió uno en plata para un familiar del papa Inocencio X, quien quedó gratamente sorprendido por el trabajo del artista. Dadas las buenas relaciones entre el Papa y Felipe IV es muy probable que esta maqueta fuera un regalo diplomático. 

La escultura de Bernini en un taller del Palacio Real

 

Deja un comentario