Los siete decanos de los Colegios de Abogados de Galicia cierran filas en torno a la presidenta Ortega y el CGAE

johnk

Los siete decanos que conforman el Consello da Avogacía Galega ha dirigido una carta suscrita por todos ellos y dirigida a Victoria Ortega, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) en el que le manifiestan su «más absoluta lealtad» hacia su persona.

En la misma, fechada ayer, le comunican su «más profundo malestar por la intepretación sesgada que desde muchos ámbitos se está realizando de la carta que dirigimos al Pleno» el 21 de abril pasado.

«Su contenido era una propuesta que –y así lo hacíamos constar en el texto– ‘se realiza desde la más absoluta lealtad a la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española; a la Comisión Permanente y demás órganos de gobierno de la institución’», afirman en la misiva, a la que ha tenido acceso Confilegal, Augusto Pérez-Cepeda Vila, Luis Torres Foira, Félix Mondelo Santos, Pilar López-Guerrero Vázquez, Lourdes Carballo Fidalgo, Gema Rial Rodríguez y Francisco Rabuñal Mosquera, decanos de los colegios de A Coruña, Ferrol, Lugo, Ourense, Vigo, Pontevedra y Santiago de Compostela respectivamente.

De acuerdo con los siete decanos, con dicha propuesta trataban de dar continuidad al debate que está teniendo lugar en el seno del Pleno del Consejo sobre «cómo garantizar las finanzas de la institución a medio y largo plazo.

NO SE PONE EN CUESTIÓN NI A LAS COMISIONES NI A LAS SUBCOMISIONES

Los decanos gallegos dejan claro que, a pesar de lo publicado por el El Confidencial, del que dicen que difundió «contenidos parciales de la carta», en esa misiva «no se pone en cuestión ni el trabajo que se viene realizando en las Comisiones y Subcomisiones, ni la necesidad de su existencia, ni el régimen económico con que se compensan el tiempo y el esfuerzo dedicados a las tareas que cada una tiene encomendadas».

La propuesta, según los representantes de la Abogacía Gallega, «se ceñía a limitar el número de comisiones y establecer un límite de gasto para cada una de ellas, pero nunca a cuestionarlo, suprimirlo o considerarlo superfluo, pues toda actividad, función y prestación de servicios requieren medios y tienen costes, y lo que quieren todos los consejeros y consejeras –no solo nosotros– es racionalizar y planificar el gasto».

La misiva concluye con un reconocimiento a las aportaciones de todos los compañeros que forman parte de las Comisiones, Subcomisiones y Grupos de Trabajo y por el trabajo que desempeñan en interés de la profesión.

«Una profesión» que, concluyen, «hoy necesita que mantengamos, en unidad, su defensa».

Deja un comentario