Los Registradores podrán embargar bienes de oligarcas rusos en base a informes policiales y no solo en función de su titularidad

por | abril 25, 2022

El Consejo de Ministros ha anunciado la aprobación en los próximos días de un paquete de medidas para agilizar el embargo de los bienes de los oligarcas rusos en España que incluirá la posibilidad de que los Registradores de la Propiedad bloqueen bienes en base a «informes que consideren solventes» y no solo en función de quién aparezca como titular en el Registro.

Estas nuevas medidas complementarán las adoptadas en el marco del Plan Nacional de respuesta a las consecuencias económicas y sociales derivadas de la guerra en Ucrania para proceder al embargo de los bienes de los oligarcas rusos aprobado el pasado mes de marzo.

El objetivo del Gobierno, que ya ha procedido al embargo de propiedades inmobiliarias y de yates, es el de agilizar el decomiso de bienes de los oligarcas aunque estén a nombre de testaferros, personas interpuestas o sociedades y facilitar así la labor de los registradores de la propiedad.

En colaboración con el Órgano Centralizado de Prevención del Blanqueo de Capitales

A partir del momento en que entren en vigor, los registradores podrán bloquear los bienes de los oligarcas incluidos en la lista de la Unión Europea (un total de 862 personas y 53 entidades) en base a informes sobre la titularidad real de los mismos.

Estos informes pueden tener carácter policial, y tendrán que ser considerados solventes por parte de los registradores que tengan que llevar a cabo los embargos de los bienes.

Para la preparación de estas medidas, el Gobierno ha contado con las recomendaciones del Órgano Centralizado de Prevención del Blanqueo de Capitales (OCP), organismo creado por el Consejo General del Notariado en 2005.

Las normas que se incluyen en este paquete de medidas están siendo desarrolladas por varios departamentos gubernamentales además del Ministerio de Justicia, con el fin de dotarlo de un respaldo jurídico importante, dada su complejidad.

Comienzo de las incautaciones

Precisamente el pasado 16 de marzo los Registradores de la Propiedad y Mercantiles enviaron también un primer informe al Gobierno con los bienes que han localizado en España pertenecientes a los oligarcas rusos que aparecen en la lista, según fuentes de este colectivo.

Ese primer informe se realizó, según el Colegio de Registradores, después de que el Centro Registral Antiblanqueo (Entidad autónoma integrada en el Colegio de Registradores) hubiera examinado ya el Registro de Titulares Reales del Registro Mercantil, para localizar a aquellas personas físicas sancionadas que estuvieran detrás de las sociedades españolas o en la cadena de control de las mismas, para auxiliar a las autoridades en el cumplimiento de las sanciones.

También a mediados de marzo se conoció la decisión del Gobierno de retener los primeros yates para cumplir con las sanciones de la UE en respuesta a la guerra de Ucrania.

Uno de los primeros fue el ‘Lady Anastasia’, perteneciente al oligarca ruso Alexander A. Mikheev. Este megayate cobró notoriedad tras iniciarse la guerra de Ucrania porque un ciudadano de este país, en venganza por los bombardeos ordenados por Vladimir Putin, trató de hundirlo. Tiene 48 metros de eslora y 9 metros de manga.

Su propietario, Alexander Mikheev, es presidente y director ejecutivo de Rosoboronexport, único intermediario estatal oficial de Rusia para la exportación e importación de productos, tecnologías y servicios militares y de doble uso.

Otro de los barcos inmovilizado en España por la Dirección General de la Marina Mercante, en este caso en el Puerto de Barcelona, es el ‘Valerie’. Tanto éste como el ‘Lady Anastasia’ están abanderados en San Vicente y Las Granadinas.

Y el pasado mes de abril, las autoridades bloquearon otro megayate en Palma de Mallorca, el Tango, de 78 metros de eslora y valorada en más de 90 millones de euros. Está vinculado al magnate Víktor Vekselberg.

Fue registrado por agentes del FBI, del Homeland Security Investigations (HIS) y de la Guardia Civil que se incautaron de diversa documentación con el fin de corroborar la identidad del propietario de la embarcación, ya que el yate tiene bandera de las Islas Cook y está registrado a nombre de una sociedad radicada en las Islas Vírgenes Británicas.

Ésta, a su vez está administrada por sociedades de Panamá, todo ello siguiendo una compleja trama financiera y societaria para ocular la verdadera titularidad del mismo.

También a mediados del mes pasado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, desveló en su visita a Rumanía, que España ya había aplicado sanciones a propiedades inmobiliarias e intereses de los oligarcas rusos en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.