Los nuevos estatutos de Cofares bloquean la entrada de capital no farmacéutico, según los dictámenes de tres reconocidas firmas de abogados

johnk

Un primer informe jurídico de un despacho local vertía dudas sobre el alcance de la nueva propuesta. Los informes de tres despachos de conocido prestigio desmienten tal extremo y señalan que los estatutos respetan el sistema de ordenación farmacéutica, según ha podido verificar Confilegal.

Protegen la oficina de Farmacia.

Han venido a aclarar qué tal extremo no es cierto, pues el nuevo texto legal de los estatutos de Cofares, una actualización modernizada de los estatutos vigentes, que datan de 2002 y que estaban desafasados, no solo aporta seguridad jurídica sino que limita el capital no farmacéutico en la organización.

El último de estos tres dictámenes, realizado por CCS Abogados, encargado por un grupo de socios de Galicia, esclarece el alcance de los Estatutos y la conveniencia de su redactado para proteger tanto la actividad de la cooperativa y sus filiales como la de sus cooperadores (farmacéuticos titulados y con oficina de farmacia).

Por dos motivos: El primero, porque «se ha eliminado la posiblidad de que lleguen a ser socios aquellas sociedades profesionaels cuyo capital pertenezca en al menos un 75 % a los farmacéuticos y en hasta un 25 % por socios no farmacéuticos».

El segundo, porque dice con toda claridad, reforzando el punto anterior, que se exige que todos los «comuneros o socios sean farmacéuticos».

Los nuevos estatutos sociales de Cofares, que preside Eduardo Pastor, suponen, a juicio de CCS Abogados, una actualización modernizada de los estatutos vigentes, que datan de 2002 y que estaban desafasados.

SOLO FARMACÉUTICOS

La nueva redacción viene a decir con toda claridad que en el caso de que la legislación permitiese operar bajo la fórmula de sociedad profesional se exige que sea una sociedad profesional de farmacéuticos cuyo capital debe pertenecer íntegramente y en un 100 % a farmacéuticos.

Con estas limitaciones, por lo tanto, «queda protegido el modelo basado en la necesidad de que el socio cooperador sea siempre farmacéutico (directa o indirectamente) y queda vetado el acceso a la condición de socio cooperador a cualquier persona física que no sea farmacéutica o a cualquier fórmula de sociedad o comunidad de bienes en la que participen personas físicas no farmacéuticas».

Cofares había anunciado a sus cerca de 12.000 socios la necesidad de actualizar su normativa a los nuevos tiempos que vivimos.

El Grupo Cofares es una organización al servicio de la oficina de farmacia y la salud de las personas que, mediante diversas entidades instrumentales, elabora y distribuye medicamentos y otros productos sanitarios; presta apoyo y asistencia en el ámbito de las tecnologías de la salud y participa en programas de ayuda humanitaria, investigación, innovación y difusión del conocimiento relacionados con la actividad sanitaria.

También colabora con las distintas administraciones públicas para asegurar una atención farmacéutica transparente, responsable y de calidad, en consonancia con los principios del cooperativismo y los valores deontológicos de los profesionales de la farmacia.

Deja un comentario