Los concursos de personas físicas se disparan un 67 % en el 2021 y aun crecerán más este año cuando los ERTE sean ERE

por | marzo 8, 2022

“Los concursos de personas físicas que dan derecho a la exoneración de deudas desde el mecanismo de Segunda Oportunidad han crecido de forma notable durante el 2021. Y las previsiones es que sigan creciendo”, explica Yvonne Pavía, diputada de la Junta del Gobierno del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y miembro del Observatorio de la Segunda Oportunidad de esta entidad colegial.

Esta entidad acaba de analizar los datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre los concursos de personas físicas durante el año 2021.

Se constata que de enero a diciembre de 2021 se han presentado un total de 13.943 concursos de persona física, de los cuales 3.937 han sido de persona física empresaria y 10.006 han sido de persona física no empresaria.

”Son cifras muy superiores a los 8.324 concursos con los que se cerró el año 2020, año de la pandemia que hubo muy poca actividad lo que significa un crecimiento de un 67 %”, señala Pavía.

«La crisis ha hecho mella en nuestro sistema productivo de forma notable. Las empresas están aguantando con los ERTE y las ayudas provenientes de los ICOS, más la citada moratoria, mientras que los deudores individuales carecen de esos escudos de protección”, según Pavía

El Observatorio de la Insolvencia Personal que se presentó en el Congreso Europeo de la Insolvencia celebrado en Barcelona, efectúa un seguimiento de los datos de estos mecanismos de solución a la insolvencia, en aras a extraer las conclusiones y propuestas en el desarrollo y despliegue de acciones de mejora en los procedimientos.

Para Pavía, “la crisis ha hecho mella en nuestro sistema productivo de forma notable. Las empresas están aguantando con los ERTE y las ayudas provenientes de los ICOS, más la citada moratoria, mientras que los deudores individuales carecen de esos escudos de protección”.

También aclara que las personas físicas buscan como objetivo final “desde su concurso, llegar a un acuerdo con los acreedores para ver exoneradas sus deudas cuanto antes. Por su parte la persona jurídica busca ese acuerdo o cerrar la empresa. Ahora con los ERTE e ICOS aguantan”.

Es relevante el incremento del 46 % de los concursos de personas físicas no empresarial en el año 2021 respecto del año 2020. En cuanto a los concursos de empresario declarados, el incremento del presente año en relación al año anterior es del 141 %.

Cabe destacar que esta tendencia al alza se mantiene pese a la moratoria concursal que se ha prorrogado hasta el 30 de junio de 2022, mediante Real Decreto 27/2021, publicado el pasado 24 de noviembre.

Yvonne Pavía, diputada de la Junta del Gobierno del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB) y miembro del Observatorio de la Segunda Oportunidad de esta entidad colegial.

Adelantarse a la reforma concursal que viene

Esta experta en insolvencia recuerda que para “los empresarios que tengan deudas con crédito público a nivel de personas físicas, como probablemente el proyecto de ley que está en el Congreso no va a cambiar demasiado, pese a las alegaciones que han recibido, aprovechan este momento para adelantar su concurso y exonerar sus deudas antes de que entre la norma en vigor”.

En estos momentos, a falta de que la nueva normativa concursal entra en vigor, muchos de estos deudores personas físicas, con el apoyo de sus abogados están presentando como avala la sentencia de julio del 2019 del magistrado de la Sala Civil Ignacio Sancho Gargallo.

De esta forma, en estos meses hemos conocido casos de exoneración de Segunda Oportunidad importante.  

Hace unos días, el Tribunal de Instancia Mercantil de Sevilla concedía el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho (BEPI), mecanismo que da derecho a la Segunda Oportunidad, a un farmacéutico que se vio abocado a un concurso de acreedores en el que vendió con éxito su farmacia. 

La cantidad exonerada fue de cinco millones de euros.

Por su parte, Carlos Guerrero, abogado de Debify, despacho que logró exonerar las deudas a un empresario que tenía un millón de euros que debía Hacienda, «ve oportuno que se simplifique el proceso, de tal manera que incluso la figura del abogado o procurador no sea preceptiva, incorporar los procesos telemáticos y conseguir proporcionar mayor seguridad jurídica en los concursos sin masa y la protección de la vivienda habitual”, señala.

Tanto Pavía como Guerrero, como otros expertos en insolvencia, coinciden en que, sobre tratamiento de los créditos públicos y el concepto de buena fe del deudor el proyecto de ley no acierta.

“Por lo que se refiere a los créditos públicos no tiene sentido seguir insistiendo en no exonerarlos al 100 %, ya que de esta manera provoca que no sea un verdadero proceso de segunda oportunidad”, apuntan.

Una solución a la insolvencia

El Mecanismo de Segunda Oportunidad aprobado en el 2015 ha ido tomando fuerza en los últimos tres años. La difusión que están haciendo los colegios de abogados, asociaciones de empresarios y autónomos, así como entidades como la Alianza por la Segunda Oportunidad están haciendo mucho por su difusión.

Esta Alianza se puso en marcha hace un año como es una iniciativa impulsada por 17 entidades de la sociedad civil, que engloba a colegios profesionales y agentes sociales, y nace con la voluntad de impulsar la difusión y el conocimiento de la Segunda Oportunidad, incorporarla dentro de la cultura económica y social catalana, y dar amparo a las acciones de coordinación entre los diferentes actores.

Carlos Guerrero es abogado de Debify, despacho que logró exonerar las deudas a un empresario que tenía un millón de euros que debía Hacienda.

Los miembros impulsores de esta alianza son los colegios profesionales de educadores sociales, trabajo social, psicología, periodistas, abogacía, economistas, censores jurados; y las entidades sociales de la Taula del Tercer Sector Social de Cataluña, cámaras de comercio de Cataluña, Cáritas Cataluña, CECOT, CONFAVC, Fórum de Síndicos y Defensores Locales de Cataluña, Observatorio DESC, PIMEC y Fundación PIMEC.

En el sentido postulado por el ICAB en la presentación de enmiendas al Proyecto de Ley de reforma del Texto Refundido de la Ley concursal, con ponencias expresas en la comparecencia ante la Comisión de Justicia del Congreso de Diputados el pasado martes.

“Este año crecerán aun más estos concursos de personas físicas. En el momento que las empresas dejen los ERTE e ICOS, muchos trabajadores que tengan esa protección al no tener ingresos es previsible que de ERTE pasen a ERE y se queden en la calle. Es posible que tengan una situación personal peor con la crisis que tenemos encima”, aclara Pavía

Fueron Victoria Ortega, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, y Martí Batllori y Elisa Escolà, abogados del Grupo de Segunda Oportunidad de la Comisión de Normativa ICAB-CICAC, quienes comparecieron en el Congreso de los Diputados en nombre de la abogacía para explicar las aportaciones presentadas con anterioridad a dicha reforma concursal.

“Este año crecerán aun más estos concursos de personas físicas. En el momento que las empresas dejen los ERTE e ICOS, muchos trabajadores que tengan esa protección al no tener ingresos es previsible que de ERTE pasen a ERE y se queden en la calle. Es posible que tengan una situación personal peor con la crisis que tenemos encima”, aclara Pavía.

“Creo que se ha visto que este procedimiento de Segunda Oportunidad funciona. Y las comparecencias de nuestros compañeros, entre otras cuestiones que plantean,  han ido en el sentido de romper los privilegios del crédito público. Si se mantienen, la exoneración de las deudas no será posible”.

Desde este Observatorio de la Segunda Oportunidad está la previsión de realizar otro análisis en septiembre de este año, para conocer el impacto de la finalización de la moratoria concursal, que, tras varias prórrogas, expira el próximo 30 de junio.

Cataluña concentra el 43 % de los procedimientos de Segunda Oportunidad

Según los datos del CGPJ, En la distribución por Comunidades Autónomas se puede observar como Cataluña concentra el 43 % de los procedimientos de Segunda Oportunidad de personas físicas empresarias, seguido por el 13 % de Andalucía y el 10 % de Madrid y de la Comunidad Valenciana.

El hecho de que el concurso de la persona física esté cumpliendo su objetivo permitiendo una salida favorable a las personas de la situación de insolvencia favorece que cada vez más personas acudan al procedimiento.

De esta forma se constata que el mecanismo de la Segunda Oportunidad se está introduciendo en la cultura jurídica, económica y social.

En el caso de los empresarios autónomos, el mecanismo ofrece una solución al sobreendeudamiento dado que actualmente permite la exoneración del crédito público dentro de un plan de pagos.

Este extremo debe ser considerado como una clara oportunidad para poder rehacer proyectos empresariales y personales que permitan salir del ostracismo y de las limitaciones a que da lugar mantener deudas no solucionables a lo largo de la vida.

 De este modo, tal y como viene advirtiendo el Grupo de Trabajo de la Segunda Oportunidad de la Comisión de Normativa ICAB-CICAC, se evita un incremento de la economía sumergida y se favorece el inicio de nuevos proyectos empresariales que generen valor económico y social de futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *