Los abogados de fusiones y adquisiciones, los más cotizados: sus salarios brutos anuales superan los 100.000 euros

por | agosto 18, 2022

“Estos profesionales, los especializados en M&A [fusiones y adquisiciones]á son muy cotizados en el mercado. Pueden tener una retribución superior a los 100.000 euros brutos anuales. Si es elegido ‘counsel’ en un gran despacho español o una firma anglosajona puede estar entre los 120.000 a los 140.000 euros. Ahí hablaríamos de una parte fija más una variable lo que situaría su remuneración cercana a los 200.000 euros anuales”, explica Alejandro Krees, socio director de la oficina española de Shilton Sharpe Quarry (SSQ) una consultora fundada en 2007 por abogados del Magic Circle londinense y dedicada en exclusiva a seleccionar talento jurídico. 

Para este cazatalentos los datos de Spring Professional, la consultora de selección de mandos medios y directivos del Grupo Adecco, contenidos en la V Guía Spring Professional del mercado laboral 2022 para Tax & Legal, recién presentada, se quedan cortos “varía mucho lo que cobra un recién licenciado que un asociado con diez años de experiencia”.

Spring Professional analiza, en su informe, las 11 posiciones más demandas del sector en España desde un punto salarial y funcional.

A los expertos en M&A les siguen los especializados en Financiero y Capital Market (mercado de capitales) y en Real Estate (inmobiliario), que pueden alcanzar una retribución media de 61.000 euros al año en despacho internacional y otros 47.000 en un despacho nacional.

Por su parte, los abogados asociados, especializados en Nuevas Tecnologías y en Fiscal perciben hasta 59.000 euros de sueldo medio anual si están en firmas internacionales y algo menos, sobre los 50.000 euros, si recalan en bufetes nacionales.

En el siguiente escalón, con remuneraciones en torno a los 52.000 y 50.000 euros anuales de media están los abogados laboralistas y especializados en derecho público y sectores regulados, algo menos si llegan a formar parte de firmas nacionales.

Con sueldos de 49.000 euros al año de media están los penalistas y los abogados especializados en litigación y arbitraje.

Por último, el abogado concursalista y el especializado en cumplimiento normativo y protección de datos pueden llegar a percibir de media 47.000 euros anuales cada uno.

También en el informe se habla que la recuperación de la actividad del sector legal ha venido con novedades en la forma de prestar servicios, producto de una digitalización acelerada que ha provocado que los perfiles del sector legal tengan que prestar asesoramiento jurídico en materias que ni siquiera están reguladas o recogidas en la legislación.

Los perfiles con más proyección de futuro son los abogados especializados en nuevas tecnologías, «blockchain», internet de las cosas y «smart contracts».

El «headhunter» Alejandro Krees, socio director de la oficina española de Shilton Sharpe Quarry.

LOS ABOGADOS M&A, EN LO MÁS ALTO DE LA PIRÁMIDE

Según el socio director de la oficina española de Shilton Sharpe Quarry, Alejandro Krees, el mercado actualmente tiene bastante rotación. “Ahora muchos abogados buscan otro destino profesional. Sin descartar el mundo de la empresa. El salario ya no es elemento de retención. Cada año suben los sueldos en los despachos de forma significativa».

Y añade: “Ahora hay candidatos con los que hablamos que ganan sobre 57.000 euros anuales pero saben que enero les subirán entre 63.000 y 67.000″-

Krees coindice con el informe en que los abogados más cotizados tienen que ver con M&A, banking & finance y reestructuraciones, “siempre van a ser más demandadas que las áreas recurrentes como fiscal, laboral o derecho público”.

Este experto cazatalentos reconoce que la llegada de Teresa Zueco como socia directora de Squire Patton Boggs ha situado a este despacho internacional en el mapa de las grandes operaciones transaccionales.  “Hay que darse cuenta que los equipos transaccionales o de banking son el motor de cualquier despacho”.

En la actualidad constata el movimiento que hay en los grandes foros internacionales como EEUU y Londres  “es previsible que haya un tope en esta alzas salariales porque sino estas firmas no serán rentables para las empresas a la hora de contratar a estos abogados. Si suben los costes de los asociados subirán los costes jurídicos al final”.

Desde su punto de vista “el gran reto de los despachos es encontrar una fórmula que suponga subidas salariales contenidas y ofrecer otras cuestiones a sus abogados, desde el punto de vista de los beneficios, vacaciones y otras cuestiones que interesen a estos abogados, al igual que el trabajo remoto bastante demandado en estos momentos”.

En su opinión “los años de pandemia han sido buenos para los despachos como se ha visto en sus resultados, ha habido mucha inversión en private equity y en M&A pero poco movimientos de profesionales. Ahora es posible que antes de que acabe el año se produzca alguna salida de profesionales de primer nivel hacia otros destinos”.

UNA ACTIVIDAD CON MUCHO MOVIMIENTO

En estos dos últimos años se han producido distintos movimientos en el mercado de M&A y de operaciones transaccionales.

Junto a las firmas como Uría Menéndez, Garrigues, Linklaters, Cuatrecasas o Clifford Chance, el resto de despachos han mejorado sus equipos de operaciones, lo que ha incrementado la competencia en esta práctica.

Un movimiento importante fue el que hizo Teresa Zueco, a finales de noviembre, cuando dejó DLA Piper con parte de su equipo para liderar la firma  Squire Patton Boggs y reforzar el área de operaciones y M&A del despacho, como nos explicaba en una entrevista reciente.

A lo largo de estos primeros meses de 2022 se han producido distintas incorporaciones en los departamentos de M&A.

Ramon y Cajal Abogados fichó a Tomás Peña, abogado del Estado, como socio para el departamento de Mercantil.

Hasta la fecha, el letrado ejercía ante la Audiencia Nacional, donde permaneció durante algo más de un año.

Ramón y Cajal Abogados busca reforzar un área en crecimiento como es el de mercantil, que demanda perfiles multidisciplinares «para ofrecer a nuestros clientes en M&A un asesoramiento integral», señalan desde el propio bufete que destacan la trayectoria de este abogado. 

Otra apuesta interesante ha sido la de Broseta, al abrir a principios de este año en Barcelona una oficina tras incorporar a medio centenar de abogados que salieron de Andersen.

En dicha plaza, el socio responsable de esta práctica es Carlos Salinas que capitanea un equipo formado por 25 abogados, entre mercantilistas y fiscalistas, siempre en contacto con las otras oficinas del despacho, para gestionar operaciones transaccionales.

En el caso de Andersen, la firma incorporaba a Carmen March como socia de Corporate (corporativo) y M&A en la oficina de Valencia procedente de Broseta.

La práctica dirigía por los abogados Ignacio Aparicio e Ivo Portabales, a nivel nacional, fichaba con anterioridad a Juan Ignacio Dregi y a su equipo formado, por Jordi Albós, que se integra como director, y Wenbo Zhou y Adrián Benito, como asociados a esta actividad en la oficina de Barcelona.

Carlos Salinas capitanea un equipo formado por 25 abogados, entre mercantilistas y fiscalistas, en Broseta.

M&A HACE COMPETITIVO AL DESPACHO

En opinión de Eugenia Navarro, consultora de estrategia y marketing jurídico de Lois y socia directora de TAMA Projects, estos profesionales “aportan una visión estratégica y muy enfocada a negocio con una clara vocación de servicio al cliente. También creen que sus remuneraciones pueden ser mayores. Todo depende de la experiencia que tengan”.

También subraya que este tipo de letrados «asesora a sus clientes en las operaciones que van a realizar, en los contratos que pretenden firmar y en las decisiones que van a tomar de cara a su propia organización interna y a su negocio”.

Navarro recuerda que “el ritmo de trabajo de estos profesionales es muy intenso, sobre todo cuando se acerca el cierra de la operación y se ultiman todos los detalles y eso también suele tener un reflejo en las retribuciones de estos profesionales”.

Para esta conocedora del sector legal, “es evidente que cualquier despacho de abogados que quiere ser competitivo debe contar con un área de mercantil fuerte. “Con expertos en M&A, por lo que se refiere a operaciones y transacciones de primer nivel. Y otra área fiscal complementaria, donde se resuelven los flecos fiscales de cada operación”.

Navarro es consciente que, como adelantamos hace unos días, esta actividad ha dejado de ser ciento por ciento masculina. Se han incorporado mujeres juristas muy capaces, como Teresa Méndez, «of counsel» de Allen & Overy, y Mónica Martín de Vidales, socia del área mercantil de Garrigues.

Las dos lideran el ranking de asesoras más activas por plataforma Transactional Track Record (TTR) en colaboración con Datasite .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.