La UDEF insiste en que la factura de Monedero a Neurona es ‘falsa’ y ‘enmascara’ el ‘verdadero motivo’ del servicio

johnk

La Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional concluye en un reciente informe que el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero emitió una factura «falsa y elaborada ad hoc» con el objetivo de «enmascarar el verdadero motivo» por el que percibió 26.200 euros de la consultora mexicana Neurona Consulting SA.

En su nuevo informe, de 41 páginas, remitido al magistrado instructor del ‘caso Neurona’, Juan José Escalonilla, los investigadores explican que de los correos analizados del profesor universitario no ha podido ser acreditada su labor de consultoría y que, por tanto, el importe cobrado no corresponde al concepto manifestado.

Este análisis, fechado a 3 de marzo, llega después de que Escalonilla, titular del Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid, estimara pertinente delimitar el análisis de los correos electrónicos de Monedero y estudiar únicamente los mensajes intercambiados con la consultora Neurona y que justificarían los 26.200 euros que cobró.

Monedero figura como investigado en este procedimiento por una factura emitida el 30 de diciembre de 2018 por valor de 30.000 dólares en concepto de «300 horas de consultoría presencial Buenos Aires, México y Colombia» por la que el 25 de enero de 2019 recibió un ingreso bancario de 26.200,31 euros de Neurona Consulting.

El pasado mes de enero, el instructor acordó ampliar seis meses más la investigación sobre presuntas irregularidades en el contrato que Podemos firmó con la consultora Neurona para la campaña a las elecciones generales de abril de 2019. Además, acordó remitir una comisión rogatoria a México para interrogar como testigos a dos trabajadores de la consultora.

En aquel auto, el juez recordaba que faltaba por practicar el informe pericial que encargó para determinar si el coste de los servicios prestados por Neurona se corresponde al pago de 363.000 euros que hizo la formación ahora liderada por Ione Belarra.

ANÁLISIS DE LOS CORREOS

Los investigadores manifiestan que «no ha sido posible constatar ni la realidad de las fechas de los correos electrónicos, ni el contenido de los archivos adjuntos que figuran en ellos».

Según exponen, los correos electrónicos fueron aportados en soporte documental impreso «y cuando fue solicitado el acceso para esclarecer los hechos Juan Carlos Monedero se negó a ello». Dichos correos tienen como dominio gmail.com y laneurona.me y van en un horquilla temporal que transcurre desde el 29 de diciembre de 2018 -fecha en que fue enviado el primero- hasta el 13 de enero de 2019.

En uno de ellos se lee el asunto «FACTURA 2018» y se puede observar que incluye los viajes a América Latina, «siendo estos términos coincidentes con el concepto de factura 2018: ‘300 horas de consultoría presencial, Buenos Aires, Colombia y México’, documento analizado en informes precedentes».

LA FACTURA 2018 ‘NO PODRÍA SER CONSIDERADA COMO IDÓNEA’

En el marco del análisis, los agentes estiman que «la ‘FACTURA 2018’ no podría ser considerada como idónea, al menos como medio acreditativo de los servicios que son objeto de facturación». A su juicio, el concepto se refleja de un modo «exiguo e indeterminado» y presenta «múltiples errores que trascienden de meros formalismos».

La UDEF señala que esta «carencia» no podría ser sustentada o complementada con la documentación aportada por Monedero, ya que el correo electrónico presenta una «vaga descripción de los servicios, mencionando de un modo somero el número de horas, sin precisar en base a qué o cuáles son los parámetros que han sido tomados como referencia para realizar el cómputo de horas».

Así las cosas, destaca que se hace necesario «un mínimo soporte documental que especifique la naturaleza de los servicios facturados». «El propio remitente es consciente de la imprecisión manifiesta del correo electrónico», añaden.

Durante su declaración en sede judicial, Monedero reconoció ante el juez que la factura que emitió no estaba hecha «correctamente» porque no es un experto fiscal, si bien aseguró que no fue una mordida, sino que realmente hizo el trabajo por el que cobró.

NO HAN HALLADO VÍNCULOS CON NEURONA

Según exponen los investigadores, la documentación aportada por cofundador de Podemos trata íntegramente sobre las conferencias o ponencias que realizó en México, Argentina y Colombia, «no siendo hallados vínculos con la mercantil Neurona Consulting SA de CV».

La UDEF indica que «ni siquiera los billetes de avión» utilizados por Monedero para asistir a dichos eventos fueron abonados por la consultora. Según precisa, los pagos fueron realizados por Podemos, la Institución Universitaria de Envigado de Colombia, la Universidad Autónoma de México y a través de la tarjeta bancaria del secretariado ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO). «Solo un billete fue abonado mediante una tarjeta titulada por Juan Carlos Monedero», añade.

Y señala que si la prestación de servicios de consultoría tenía como prestatario al cofundador de Podemos y como cliente a la consultora mexicana, «no ha podido ser hallada una explicación al abono de los billetes de avión por parte de terceras entidades externas».

Así las cosas, afirma que «no ha podido ser acreditada la labor de consultoría» que el politólogo dice haber prestado, como ya habían puesto de manifiesto en informes anteriores. También asegura que los 26.200 euros que cobró de la consultoría «no lo son por el concepto manifestado», por lo que considera que «se trataría de una factura falsa y elaborada ad hoc, con el objeto de enmascarar el verdadero motivo por el que Monedero percibe el dinero de Neurona».

LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN

Tras más de año y medio de investigación, en el marco del caso Neurona se han abierto líneas de investigación sobre varios hechos delictivos: el supuesto abono de sobresueldos, las obras en la sede del partido, la donación a #404 y los contratos con Neurona, con la posible vinculación de Juan Carlos Monedero, y ABD. Se ha acordado el sobreseimiento de todas, a excepción del contrato con Neurona y la posible vinculación de Monedero.

En el caso relativo a las donaciones realizadas por Podemos a la Fundación 25M, la Audiencia ya confirmó el archivo, mientras que ordenó al juez que recuperara el denominado ‘caso Niñera’ y el de la ‘Fundación 25M’.

Noticias relacionadas:

La Audiencia Provincial de Madrid confirma el archivo de la investigación sobre la Caja de Solidaridad de Podemos

La Fiscalía se opone a que ‘El Pollo’ Carvajal declare como testigo en el caso Neurona

Deja un comentario