La Justicia estima la demanda de un viudo para poder disponer libremente de las cenizas de su mujer, frente a la negativa de su suegro

por | abril 8, 2022

El titular Juzgado de Primera Instancia número 2 de Badajoz ha estimado la demanda que presentó, en abril de 2021, un hombre viudo contra su suegro por negarse éste a que pudiera trasladar las cenizas de su mujer, fallecida en un accidente de tráfico en octubre de 2011, a un columbario de su titularidad.

Según expone el magistrado César José Fernández Zapata en la sentencia, el marido de la fallecida, y padre de un hijo menor en común, corrió en su día con los gastos del sepelio y del columbario donde se depositaron parte de las cenizas de su mujer, aunque el columbario no fue puesto a su nombre, sino al del padre de la fallecida.

Éste se negaba a cambiar la titularidad del enterramiento, argumentando que todo había sido pagado por la compañía aseguradora en la que estaba asegurado el vehículo que había sufrido el accidente.

Ante la negativa de su suegro a acceder al cambio de la titularidad del columbario, el viudo compró uno nuevo y lo puso a su nombre y al de su hijo menor para poder trasladar las cenizas de su mujer.

El magistrado pone de manifiesto que, tal y como expuso la parte demandante, no existe normativa aplicable en el ordenamiento jurídico español «sobre el derecho de disponer sobre los restos o cenizas de un difunto», por ser algo que está fuera del comercio. No obstante, indica que la escasa jurisprudencia existente viene a decir que “extinguida la personalidad civil por la muerte de la persona (artículo 32, párrafo primero, del Código Civil), o lo que es igual, dejando de existir la persona desde el momento de la muerte, pasa de ser sujeto del derecho, a simple objeto jurídico, aunque de naturaleza especial”.

Jurisprudencia de la que son ejemplo, según detalla, las sentencias citadas en la demanda de la Audiencia Provincial de Pontevedra de 9 de diciembre de 1998 y 11 de diciembre de 2003, así como de la Audiencia Provincial de Barcelona de 23 de marzo de 2.004.

Por ello, ha estimado la demanda del viudo y padre del menor para poder disponer libremente de las cenizas de su mujer fallecida y, por lo tanto, poder trasladarlas al nuevo columbario adquirido, ahora de titularidad suya y de su hijo.

La sentencia es la número 77/2022, de 31 de marzo.

No es firme. El demandado, que ha sido condenado en costas, puede recurrir en apelación ante la Audiencia Provincial de Badajoz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.