La IA española irrumpe en el mercado para proteger la reputación de empresas y personas en tiempo real

por | marzo 4, 2022

Era cuestión que ocurriera. Se está hablando de los «robots jueces», de la aplicación de la Inteligencia Artificial (IA) a la resolución de demandas, pero nada se decía sobre su uso en la protección de la reputación de empresas y personas en puestos ejecutivos.

Si se detecta el problema a tiempo, gracias a la información que la Inteligencia Artificial puede proporcionar tras el análisis de múltiples fuentes en tiempo real, se puede evitar la consecuencia legal directa: la demanda y el consiguiente juicio. Y la social: el aniquilamiento de la reputación.

Con ese fin, dos compañías españolas –Gnoss (empresa tecnológica) y RetiEspaña (firma especializada en government relations & public affairs) han creado una tecnología que puede revolucionar la medición en los departamentos de comunicación de las compañías.

Ambas empresas han lanzado recientemente Radart, una herramienta que se ayuda de la inteligencia artificial para evaluar en tiempo real la reputación de una compañía o de una persona física (un directivo, por ejemplo).

“La reputación es un activo que genera riqueza para la empresa”, por lo que “es imprescindible que sea pueda medir de forma fiable y en tiempo real”, comenta uno de los creadores de la herramienta, Fernando Ruiz Antón, en declaraciones a DIRCOMFIDENCIAL.

El motor de inteligencia artificial de Radart está basado en tecnologías cognitivas que permiten entender un texto, un audio o imágenes de vídeo en su propio contexto. Y lo hace en tiempo real.

ANALIZA EN SEGUNDOS, MILES DE FUENTES DE INFORMACIÓN

Hasta ahora, este era un trabajo manual que lo hacen personas que habitualmente tienen un sesgo, por lo que en la evaluación de las noticias suele haber disparidades. Con la automatización de los procesos se evita este problema.

“Si detectas un error, se lo dices a la máquina y ella sola va aprendiendo y afinando cada vez más”, señala el experto.

Otra de las ventajas es que Radart puede analizar, en segundos, miles de fuentes de información. Casi como hace la Agencia de Seguridad Nacional (conocida como NSA por sus siglas en inglés) estadounidense, o Cheltenham, su equivalente británico. Algo que, hasta ahora, solo estaba a su alcance.

“Ahora mismo monitorizamos un millón de medios y fuentes abiertas de todo el mundo” -precisa Ruiz Antón-, gracias a los acuerdos que han alcanzado con las principales empresas de clipping. Actualmente, la herramienta cubre medios escritos, audio y vídeo. En una segunda versión que se lanzará a principios del año que viene también comenzará a analizar redes sociales y otro tipo de fuentes, como newsletters, Google Trends…».

Con este análisis automatizado de medios, Radart, mediante la IA, puntúa entre 0 y 10 la reputación minuto a minuto de una compañía o de un directivo. Para ofrecer ese dato se basa en multitud de criterios, como si el cliente es protagonista de la noticia o es una simple mención, si el impacto es positivo, negativo o neutro, la relevancia de la cabecera… Aspectos que pueden ser ponderados a la carta por el propio cliente.

Mediante esta tecnología, el usuario de la herramienta puede comprobar cómo fluctúa su reputación a lo largo del tiempo, hacer un zoom por fechas, territorios o por medios de comunicación o compararse con su competencia.

Puede asimismo analizar su reputación en función de las áreas que más les interese, como la sostenibilidad, ética, ciudadanía, transformación digital…

Y es que la tecnología permite en este caso detectar si la noticia trata un determinado asunto únicamente por su contexto, incluso si no se menciona como tal el concepto. Así se puede trabajar en la prevención.

Sobre estas líneas, el tablero de mandos de la aplicación de IA española.

UNA FIABILIDAD SUPERIOR AL 90 %

Actualmente, la fiabilidad de la IA de Radart supera el 90% de media, según las auditorías externas a las que le someten sus clientes. El porcentaje de error además se va reduciendo porque la máquina va aprendiendo de ellos.

“Todo esto te permite tomar decisiones basadas en datos y no en intuiciones y además traccionar de ayer para hoy. Se trata de construir, medir y aprender”, sostiene Ruiz Antón.

Ya hay cinco empresas del IBEX probando la herramienta y el objetivo es llegar a diez en 2022.

“Ha sido una avalancha de llamadas. Estamos desbordados”. Y es que su creador especifica que “no hay una herramienta como esta en español ni en inglés”, lo que ha despertado el interés en compañías de varios países de Europa y Latinoamérica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *