La guerra en Ucrania supera toda idea de que puedan existir guerras justas

johnk

El Consejo de Estado abordó el conflicto ucraniano en su tercer webinario de su serie «Encuentros en el Consejo de Estado» que tuvo lugar esta semana bajo el títuilo «La guerra en Ucrania: implicaciones militares, jurídicas y geoestratégicas».

En el mismo tomaron parte el almirante general Teodoro López Calderón, jefe del Estado Mayor de la Defensa y la jurista y catedrática de Derecho Internacional, Elisa Pérez Vera, que coincidieron en la idea de que «la guerra de Ucrania supera toda idea de que puedan existir guerras justas».

El evento que fue precedido de una intervención de la presidenta del Consejo de Estado, Teresa Fernández de la Vega.

«Rusia ha desafiado al orden mundial basado en reglas, mediante el uso de la fuerza. Siempre ha considerado la creación de Ucrania como una anomalía», afirmó el almirante general López Calderón.

Durante su intervención el militar explicó que la proclamación de Ucrania como país independiente tras la desintegración de la URSS en 1991, y su acercamiento a la UE hace diez años, desató la ira de Vladimir Putin, que siempre ha visto a las potencias occidentales como enemigo.

Sin embargo, el ataque de las fuerzas rusas, si algo ha hecho puesto de manifiesto, a juicio del almirante general, es su falta de unidad y su cohesión, al fracasar en la idea de hacerse con las principales ciudades de Ucrania en pocos días.

«No contaban con la fuerza de la narrativa que ha jugado a favor de Ucrania», afirmó.

«Ucrania se ha hecho fuerte, ayudándose de técnicas de comunicación psicológica. El ciberespacio ha jugado un papel importante. Es una nueva técnica a tener en cuenta junto al combate de alta intensidad. Estamos ante un punto de inflexión, con mayor tensión en las relaciones internacionales en las que será necesario mantener el orden con reglas y normas», subrayó el militar.

Elisa Pérez Vera, por su parte, se refirió al aspecto jurídico. Concretamente a la decisión de Ucrania de llevar a Rusia ante el Tribunal Penal Internacional (TPI).

Una decisión que tuvo una intencionalidad muy clara, que es legitimar la contestación de Ucrania.

«Rusia no acude el 4 de marzo a la primera audiencia y manda documento en que justifica el ataque. La resolución del 16 de marzo toma medidas provisionales y pide suspensión inmediata de operaciones militares. No ha tenido resultado práctico, pero legítima las acciones de Ucrania», explicó.

Crímenes de guerra y lesa humanidad

A pesar de intentar justificar su intervención alegando legítima defensa por la opresión de ciudadanos rusos en zonas como Odesa, Rusia, afirmó Pérez Vera, ha cometido graves infracciones que nos llevan a plantear la posibilidad de imputar a su presidente, Vladimir Putin, ante el TPI por delitos de crímenes de guerra y lesa humanidad.

«Cosa harto difícil pero no imposible, teniendo en cuenta que es necesario la presencia física del imputado», afirmó la catedrática.

Pérez ve preocupante la hambruna que la situación provocará en países como África, y el ataque a los medios de comunicación en los países bálticos, acusados de distribuir propaganda del Kremlin.

«Grave ataque a la libertad de opinión que incluye el derecho de comunicar, como establece el artículo 11 de la Convenció Europeo de los Derechos Humanos», subrayó.

La jurista hizo referencia tener muy en cuenta un factor muy importante: La abstención de algunos países en la votación para condenar la invasión rusa de Ucrania, en la Asamblea General de la ONU; la mayor parte de Latinoamérica, China, India, África y Asia se abstuvieron.

«Lo que supone una amenaza a la democracia europea», dijo.

Tanto el almirante general como la jurista coincidieron en la necesidad de «vigilar y estar atentos», ante un peligro de distanciamiento de estos países con el resto de occidente. «Porque todo dependerá del devenir de la guerra. No hay conclusión posible».

Deja un comentario