La Fiscalía Anticorrupción seguirá investigando y no dará documentación a la Fiscalía Europea, que seguirá la suya

por | marzo 29, 2022

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ha tomado la decisión que se esperaba, después de escuchar a la Junta de Fiscales de Sala, que han respaldado por unanimidad su criterio: La Fiscalía Anticorrupción, con el fiscal jefe Alejandro Luzón a la cabeza, seguirá investigando el caso de Tomás Díaz Ayuso, hermano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y la compra de mascarillas en plena pandemia a través de Priviet Sportive.

Delgado no facilitará documentación alguna a la Fiscalía Europea sobre las diligencias pre procesales del fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, y delimitará por decreto las funciones del Ministerio Público

La Fiscalía Europea, por su parte, seguirá investigando el caso, en paralelo, para determinar si la compra de las mascarillas supuso un delito de malversación y otro de fraude fraude a los intereses de la Unión Europea, porque se compraron con fondos europeos.

Precisamente esta mañana la Fiscalía Europea, de la que forma parte la fiscal anticorrupción española, Concepción Sabadell –en una suerte de «excedencia» (servicios especiales) mientras esté en este destino–, planteó esta mañana a Delgado que elevara una cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea para preguntar a corresponde la competencia sobre el caso para dilucidar este conflicto de competencias.

Los componentes de la Junta de Fiscales de Sala consideran que no se puede impedir que la Fiscalía Europea investigue, pero hay ciertos delitos que son competencia de la Fiscalía Anticorrupción española que no pueden ser asumidos por dicha Fiscalía Europea.

Respaldan así la propuesta del fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, quien en declaraciones a los medios al término de la Junta ha señalado que las diligencias preprocesales de investigación se quedan en su departamento.

«Por unanimidad se ha apoyado la posición de la fiscal general en el sentido de que Anticorrupción continúe con la investigación abierta sobre los delitos que son de su exclusiva competencia, sin perjuicio de la facultades de la Fiscalía Europea de continuar con los delitos que específicamente afectan a intereses financieros de la UE», ha explicado a los medios congregados.

Así, ha indicado que esos delitos «que atañen a intereses estricta nacionales relacionados con el buen funcionamiento de la administración publica española» se los queda él como fiscal encargado del asunto.

CONFLICTO COMPETENCIAL

Esta Junta, a la que asisten más de una treintena de fiscales de Sala, se celebró para atender a este conflicto de competencias entre ficalías. Esta misma mañana, desde la Fiscalía Europea se trasladaba a Delgado la posibilidad y conveniencia de que fuera el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) quien decidiera, por lo que instaba a que se elevara una cuestión prejudicial al respecto.

Pero Luzón, tras la Junta, ha afirmado que la Ley Orgánica en su artículo 9 es clara al subrayar que las discrepancias que puedan surgir sobre la intervención de la Fiscalía Europea en relación «con delitos indisolublemente vinculados a los que si son de su competencia» deben ser decididas por la FGE.

«Creemos que no se dan las circunstancias como para elevar al TJUE», ha dicho Luzón, si bien ha matizado que lo que vaya a hacer a partir de ahora la Fiscalía Europea «es asunto suyo» y que en todo caso «el conflicto de competencias se cierra de acuerdo a la Ley».

COLABORACIÓN Y COORDINACIÓN

Por otro lado, Luzón ha señalado que la colaboración y coordinación entre ambas fiscalías se desarrollará dentro de la normalidad institucional con «la leal cooperación que hay entre las dos». De hecho, ha apuntado que no descarta que en el futuro si tiene que transmitir información sobre esta investigación concreta así lo hará «con toda normalidad como se hace hasta la fecha».

Ha remarcado que lo que ocurre hoy con la investigación no es un desgaje porque la causa la tienen Anticorrupción, independientemente de que la parte de la posible malversación la incorpore a su procedimiento la Fiscalía Europea. «Tienen copia de las actuaciones (…), tiene conocimiento por tanto de ello», ha dicho.

Al hilo, ha explicado que lo que está haciendo la Fiscalía Europea es un procedimiento penal, porque ahí los fiscales hacen las veces de jueces instructores, mientras que en Anticorrupción sólo se trata de una investigación preprocesal que en caso de que haya base suficiente puede acabar en incoación de un proceso penal.

Sobre la reunión ha explicado que han hablado una veintena de fiscales que han realizado aportaciones valiosas que se incorporarán al contenido del decreto de la fiscal general, pero que el apoyo ha sido unánime.

Además, ha querido subrayar que no se trataba de una disputa entre fiscalías porque solo era «un tema competencia y procesal», y ha recalcado que «ninguna fiscalía nacional debe ceder las investigaciones estrictamente domésticas y nacionales que no perjudican a intereses financieros de la UE sino que atañen al funcionamiento de la administración publica española».

«Con la percha de los intereses financieros de la UE no deben colgarse delitos que atañen a bienes jurídicos completamente distintos», ha añadido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.