La AUGC denuncia ante el Defensor del Pueblo la ‘falta de regulación’ de los turnos de trabajo de la Guardia Civil y ‘los agravios desprendidos de la jornada laboral’

por | abril 5, 2022

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha dirigido una queja al Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, denunciando la «falta de regulación» de los turnos de trabajo de la Guardia Civil y «los agravios desprendidos de la jornada laboral», y le pide que remita las recomendaciones pertinentes al Ministerio el Interior y a la Dirección General de la Guardia Civil.

«No se puede seguir sin limitación alguna sobre los “dobletes” -finalizamos un servicio a las 22.00 horas y empezamos el siguiente a las 6.00 horas-; y no podemos continuar sin una limitación del número de servicios realizados seguidamente en horario nocturno ni sin limitaciones sobre la cantidad de servicios a realizar entre descansos semanales. Llegamos a tener diez u once de ocho horas continuas, sin limitación de dobletes ni de nocturnos», denuncia esta asociación.

La AUGC señala que encontrar un sistema de trabajo similar al implantado en la Guardia Civil es muy complicado. «Además de que así no podemos conciliar la vida profesional con la personal, no se nos permite ser como al resto de Cuerpos integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado», expone.

Esta asociación recuerda que al igual que los policías, los bomberos o servicios médicos, la Guardia Civil opera las 24 horas del año durante todos los días, sin interrupciones, respondiendo ante situaciones de seguridad y emergencias, pero denuncia que mientras que esos otros colectivos «pueden disfrutar de unos turnos de trabajo configurados, estables, y son conocedores de los turnos del mes próximo con una antelación que les permite planificar su vida profesional con la familiar», la Benemérita «dificulta incluso la conciliación, enviando el servicio siete días antes de que dé comienzo el mes».

Y subraya que «no hay justificación para esta situación».

Esta asociación destaca que este derecho les pertenece como trabajadores y que deberían poder hacer uso del mismo. La AUGC considera «imprescindible que se establezcan turnos similares a los que existen en cualquier servicio de emergencias, que sean idóneos y previsibles, y que se regule la jornada de forma adecuada», sin medidas que «impidan o desincentiven» la conciliación.

Apunta que el resto de servicios de emergencias sí tienen turnos estables y horarios que conocen con antelación, y reivindica para los guardias civiles «una organización y planificación adecuada por parte de los escalones del mando intermedio».

«Nuestra Dirección, más de 10 años después, únicamente ha realizado pruebas y proyectos, pero no hay establecida reglamentación real alguna. La modalidad de turnos debe someterse a una audiencia previa por parte de las asociaciones profesionales de la Guardia Civil y no se puede olvidar que sean compatibles con el derecho a la salud», explica.

A ello añade que tampoco se debe dejar de lado la prevención de los riesgos laborales a la hora de establecer dichos turnos. «La Institución debe procurar mecanismos para que se efectúe todo de forma correcta», subraya.

LAS REIVINDICACIONES DE LA AUGC

La AUGC manifiesta que, como ya conoce el Defensor del Pueblo a través de este escrito, en los casos en los que la jornada cubra las 24 horas «es fundamental la existencia de turnos estables que garanticen la planificación de los compromisos y tareas familiares«, pues como cualquier persona, los agentes también tienen citas médicas, escolares, y si desconocen el horario de trabajo, difícilmente podrán asistir.

También declara que ante los divorcios, todo se agrava aún más, porque no pueden fijar los cuidados correspondientes ni las visitas de los menores. «Esto es una carga muy negativa para todos los miembros de la Guardia Civil, algo que también ocurre con los hijos y familiares dependientes», indica esta asociación.

Asimismo, destaca que donde las Unidades presentan un «problema notable» a la hora de organizarse es en la “España vaciada”, donde «faltan guarderías y conciliar se vuelve muy complejo, el servicio sanitario también es complejo y se disponen de pequeños centros de salud», pero todo ello, según sostiene, «no es obstáculo para el establecimiento de turnos y horarios con la suficiente antelación».

La AUGC afirma que la Dirección General de la Guardia Civil y el Ministerio del Interior «deberían tomar en consideración» lo que establece el artículo 28.2 de la Ley Orgánica 11/2007, de 22 de octubre, que regula los derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que señala que “sin perjuicio de las necesidades derivadas del cumplimiento de sus funciones, para la determinación de la jornada y el horario de trabajo y, en su caso, el régimen de turnos, se tendrá en cuenta la conciliación de la vida familiar y laboral del Guardia Civil”.

Señala que la Administración «no puede dar por cumplido este precepto legal cuando un trabajador conoce con sólo siete días de antelación cuál será su jornada del mes». «Ni tan siquiera podemos saber si tendremos que trabajar o no ante ciertas fechas señaladas, como es Navidad o Semana Santa», apostilla.

Además, según explica, el sistema de trabajo de los guardias civiles «tampoco contempla el número de horas establecidas anuales». «No se distribuye en meses naturales, sino en meses de cuatro o cinco semanas, y todo ello sin una cadencia fija de turnos ni de los descansos que serán disfrutados», detalla la AUGC, y denuncia que todo esto afecta a la salud de los miembros de la Guardia Civil y a su conciliación laboral y familiar, derecho reconocido legalmente, y que «es de Justicia».

Noticias relacionadas:

La Justicia da la razón a un guardia civil que pedía tener turno de mañana para cuidar a su hijo con autismo por las tardes   

‘Interior quiere convertir a los guardias civiles en Pepe Gotera y Otilio’, denuncia la AUGC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.