La AF y la APIF califican de «continuista» la selección de Álvaro García Ortiz como nuevo fiscal general del Estado

por | julio 20, 2022

Tanto la Asociación de Fiscales (AF) como la Asociación Profesional Independiente de Fiscales (APIF) han calificado como de «continuista» la selección de Álvaro García Ortiz como nuevo fiscal general del Estado, sucediendo a Dolores Delgado, tras su dimisión por problemas de salud.

La Unión Progresista de Fiscales (UPF), de la que García Ortiz fue presidente, por su parte, puso en valor su prestigio profesional y su «profundo conocimiento» de la carrera.

A los tres máximos responsables de las asociaciones, Cristina Dexeus, por la AF, Salvador Viada, por la APIF, e Inés Herrero, por la UPF, la noticia del abandono de Delgado les cogió por completo por sorpresa.

La valoración que dos de las tres asociaciones hicieron del mandato truncado de la todavía fiscal general del Estado, es negativo.

Dexeus opinó que Delgado es la fiscal general del Estado que más ha perjudicado la imagen de la institución en democracia. Y de un modo especial la imagen de neutralidad e imparcialidad que debía haber ofrecido.

«Han sido demasiadas polémicas y muy poca doctrina», sintetizó.

Viada tildó de «horroroso» el balance de Delgado al frente de la FGE por cuanto cree que se ha producido un «deterioro global» que hace que el Ministerio Público tenga una valoración peor a ojos de los ciudadanos que hace dos años y medio, cuando llegó al cargo.

«La gestión de Dolores Delgado, sus vínculos con la política y con uno de los investigados de más relevancia en España, han dejado a la Fiscalía en uno de los momentos más bajos de prestigio para la ciudadanía, sin avances para la institución a pesar de la propaganda que ha prodigado», recogió APIF en su comunicado.

Como ejemplo de esta mala gestión, Viada subrayó la «política sectaria de nombramientos» que, a su juicio, ha desarrollado Delgado y que ha propiciado una desmoralización entre los fiscales que antes veían en estas designaciones una posibilidad de promoción por méritos profesionales.

No obstante, ha señalado como un logro de la gestión de Delgado el hecho de que el Ministerio Fiscal cuente con un nuevo reglamento, «uno democrático» que sustituyó al anterior franquista.

La máxima responsable de la UPF, por el contrario, le ha agradecido «su desempeño con rigor y respeto máximo a los principios de legalidad e imparcialidad, y con profunda lealtad hacia la carrera fiscal». En concreto, ha resaltado «sus fuertes convicciones en materias como la igualdad y los Derechos Humanos».

ORTIZ, LA PERSONA DE MÁXIMA CONFIANZA DE DELGADO

A Dexeus y a Viada no les cabe la menor duda de que el actual jefe de la Secretaría Técnica va a seguir una línea «continuista» de Dolores Delgado.

García Ortiz ha sido para Delgado «más que un jefe de su Secretaría Técnica», en opinión de Dexeus. «Ha sido su mano derecha y su mano izquierda, su ‘alter ego’, su persona de la máxima confianza», afirmó.

«Por esto, no esperamos que se vayan a producir grandes cambios. Al contrario», señaló.

En la misma línea se manifestó Viada. «No cabe esperar ‘cosas diferentes’ de quien ha sido ‘de facto’ su ‘número dos’ en la Fiscalía General. Es una sensación de continuidad que le hace arrancar con una carga de imagen como la que deja Delgado cuando se va», destacó.

En su comunicado, APIF recalca que «el ahora candidato a fiscal general del Estado ha sido corresponsable en todo aquello que ha merecido la crítica a la institución, y, por tanto, participa sin matices del fracaso y desprestigio de la gestión de Delgado», por lo que cree que «su elección solo se explica desde la indiferencia al daño causado».

Y añadió APIF: «A pesar de ello, desde nuestro compromiso con el Ministerio Fiscal, consideramos que Álvaro García Ortiz tiene todavía una oportunidad, dada la penosa situación global de la Fiscalía en estos momentos».

La asociación fiscal le ha señalado este cambio «abandonando el sectarismo en los nombramientos, abrazando la defensa de la ley y no de política criminal alguna, abriendo la institución a toda la ciudadanía, asumiendo el papel constitucional y democrático del Ministerio Fiscal y su independencia del Gobierno y de cualquier partido político, exigiendo un presupuesto para el Ministerio Fiscal, y luchando por solucionar los graves problemas que padecen fiscales».

Herreros, por su parte, ha puesto en valor que García Ortiz es un fiscal «querido» dentro del Ministerio Público que cuenta con prestigio profesional y un «profundo conocimiento» de la carrera fiscal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *