José Javier Polo refuerza el área penal económica y de nuevas tecnologías de GVA Gómez-Villares & Atencia

por | octubre 2, 2022

Es uno de los grandes abogados especialistas en penal-económico de España. Antes, durante 34 años, hasta 2019, pasó por diferentes destinos hasta llegar a convertirse en fiscal jefe de Madrid y después fiscal de la Audiencia Nacional. Ese año, José Javier Polo dejó la carrera y se pasó «al otro lado», cuando fichó por la firma madrileña De Carlos Remón.

Ahora cambia de aires. GVA Gómez-Villares & Atencia, despacho que tiene su sede central en Málaga, lo ha fichado para «reforzar al departamento de derecho penal y ‘Compliance’ enfocado en el derecho penal económico y de nuevas tecnologías», explica Polo a Confilegal. «Es un despacho muy serio y profesional, con un magnífico ambiente de trabajo que sigue el modelo de despacho multidisciplinar, donde suman las aportaciones de todas las ramas del derecho».

Es evidente que su experiencia como fiscal aporta una visión de la Administración de Justicia que, sin duda, suma. «Pero en este mundo profesional ‘nadie regala nada’. Se trata de un continuo reciclaje y de entrega entusiasta al caso concreto. Cuanto mejor lo prepares, mejor lo defenderás», relata.

Lo que le ha atraído de este nuevo reto, confiesa, es que su nueva firma es un despacho en expansión, tanto nacional como internacional.

«Tiene sedes en Málaga, Madrid, Marbella, Estepona, pero también en Colombia y Honduras. Hoy en día, con los medios telemáticos y audiovisuales, y las conexiones de transporte, la localización es relativa. No obstante, compartiré mi presencia entre Madrid –la firma tiene una sede cercana a los Juzgados de Plaza de Castilla– y Málaga, ciudad a la que me siento muy vinculado: nuestros tres hijos nacieron aquí y mantenemos mucho contacto», cuenta.

«Málaga es una ciudad puntera en muchos aspectos. No hay problema en compaginar ambas ciudades. De hecho, llevo asuntos ante los tribunales de Málaga y de Madrid. Incluyendo la Audiencia Nacional», dice el abogado, que recuerda con cariño al bufete que ha abandonado: «En De Carlos Remón he vivido intensamente la profesión y he aprendido mucho. Siempre estaré agradecido a los compañeros por ello», concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *