Eva Bruch: «La transformación digital es la piedra angular de un plan más ambicioso en cuyo centro está el cliente»

johnk

Los abogados se están dando cuenta de que, en un entorno donde la tecnología cambia y evoluciona de manera constante, los sistemas tradicionales de gestión no incluyen nuevas funcionalidades que les harían más eficientes y rentables.

Hallar el conjunto de tecnologías adecuadas a las necesidades de cada despacho y asesoría requiere analizar los servicios que se prestan, su volumen, la forma de prestarlos y conocer las soluciones que ofrece el mercado.

Sobre este y otros temas versará la tercera sesión del ciclo de conferencias LegalTech organizado por Wolters Kluwer Legal Software y titulado “La relación entre los servicios, procesos y tecnología”.

Dicho evento contará con la presencia de Eva Bruch, consultora de transformación digital e innovación para el sector legal y asesorías jurídicas de empresa. Desde Confilegal hemos querido hacerle algunas preguntas para profundizar en las claves de este proceso de cambio que viven los despachos.

Para inscribirte solo tienes que hacer clic aquí y rellenar el formulario.

En su opinión, ¿dan los abogados el valor que se merece a la transformación digital de sus despachos?

Creo que los despachos y los abogados sí dan valor al concepto de transformación digital, pero también veo que hay poca consciencia de lo que esto significa. Es necesario aterrizar mucho más este concepto y ponerlo en contexto con la estrategia del despacho para que ambos vayan alineados.

La transformación digital no es simplemente implementar algunas herramientas de «legaltech», en realidad, esta implementación es el último paso de un proceso mucho más amplio que debe redefinir la estrategia, la forma de trabajar, los procesos, los hábitos y en general, las operaciones de un despacho.

Sin duda, la transformación digital aporta mucho valor, más del que se le está dando hoy en día.

Dado el contexto en el que nos desenvolvemos, ¿podríamos decir aquello de «renovarse o morir»?

Nos vamos acercando a este punto de no retorno en el que o te transformas o quedarás fuera del mercado.

La pandemia ha acelerado esta tendencia, es algo que estamos viendo a diario con las firmas que renuevan su parque tecnológico como primer paso para mejorar su eficiencia, obtener mejores datos, ganar en capacidad analítica y con ello tomar mejores y más fundamentadas decisiones. Es un primer paso que se concibe como piedra angular de un plan más ambicioso de transformación cuyo centro está en el cliente.

Para estas firmas, el proceso de renovación empezó hace tiempo. Aquellas que se queden atrás, con el tiempo, van a quedar obsoletas, fuera del mercado, con unos costes de prestación del servicio demasiado elevados como para poder competir en un mercado extraordinariamente competitivo.

«Comunicar el proyecto, implicar al equipo, formarles, ofrecer espacios de diálogo y participación, son aspectos clave que harán que la transformación digital pueda llegar al pleno rendimiento en espacios de tiempo cortos»

El incorporar nuevas herramientas y procesos requiere ir subiendo en la «curva de aprendizaje» para ser totalmente exitosos. ¿Cuánto tiempo necesitan los despachos, en base a su experiencia, para alcanzar el pleno rendimiento tras incorporar estas tecnologías?

La transformación digital se trata de un proceso evolutivo en constante desarrollo que no solamente incluye la adopción tecnológica, sino también un cambio de mindset de los equipos y de la dirección. Si no se produce este cambio, alcanzar un pleno rendimiento puede resultar muy complejo e incluso a veces no llega nunca a producirse.

El 50% del éxito de un proyecto de estas características está en la forma en que se aborda la gestión del cambio en la firma.

Comunicar el proyecto, implicar al equipo, formarles, ofrecer espacios de diálogo y participación, son aspectos clave que harán que la transformación digital pueda llegar al pleno rendimiento en espacios de tiempo cortos, sin olvidar que las firmas, al igual que todas las organizaciones, son entes en constante evolución y nunca se llegará a un punto en el que “ya no tenga que hacerse nada”.

De acuerdo con Eva Bruch, «nos vamos acercando a este punto de no retorno en el que o te transformas o quedarás fuera del mercado».

¿En qué debemos fijarnos a la hora de elegir las herramientas de software jurídico que mejor se adapten a las necesidades, competencias y tamaño de nuestro despacho?

En lo que no debemos fijarnos es en lo que hacen los demás. No existe una solución única para todos. Antes de empezar a implementar tecnologías es imprescindible diseñar una estrategia tecnológica que contemple varios aspectos: en primer lugar, el modelo de negocio, algo de capital importancia en la elección de software y a lo que los despachos prestan poca atención.

Después hay que analizar la estrategia de la firma, la forma de trabajar de los profesionales, sus necesidades, los servicios que se prestan, las necesidades de los clientes, actuales y futuras, la capacidad de la dirección para liderar el proyecto de implantación en términos de tiempo y disponibilidad.

Luego están los aspectos económicos y técnicos: presupuesto para el proyecto, requisitos técnicos y funcionales, búsqueda, evaluación y selección de herramientas en el mercado o la decisión de desarrollar internamente algunas de ellas…

Todo esto es lo que integra la estrategia tecnológica de una firma y lamentablemente, muchos despachos se la saltan para ir directamente a la implementación de la última tecnología de moda para darse cuenta más tarde, y después de haber invertido una considerable suma de tiempo y dinero, que no se ajusta a lo que se esperaba o que la gente no la utiliza.

«El sector ‘legaltech’ es un mercado en plena ebullición, actualmente con inversiones millonarias y una previsión ascendente para los próximos años»

La Administración de Justicia tiene un largo camino por delante en cuanto a la digitalización de procesos. ¿Cree que existen buenos flujos de transferencia de conocimiento del sector privado al público en este ámbito?

Creo que sí se están produciendo y me constan buenas iniciativas en este aspecto pero las administraciones públicas en general, y la de justicia no es ninguna excepción, son más bien lentas en adoptar cambios.

Son entes enormes con un gran fraccionamiento interno en múltiples niveles, departamentos, entidades, etc… lo que complica en gran medida una adopción uniforme de procesos de cambio y digitalización.

No obstante, se está avanzando en este aspecto y claramente nos encaminamos hacia una Administración 3.0, completamente digitalizada, con una capacidad analítica sin parangón empoderada por las nuevas tecnologías.

Hablemos sobre el próximo webinario. En su opinión, ¿pueden salir las personas que asistan al webinario con una idea más o menos definida de la hoja de ruta que deben aplicar en la transformación digital de su despacho?

Vamos a compartir metodologías de diseño e implementación de estrategias digitales y tecnológicas para firmas de abogados y asesorías jurídicas de empresa desde un punto de vista práctico, fruto de nuestro trabajo en LOIS, Legal Operations Institute Studies, desde el punto inicial de un proyecto de estas características hasta su total implementación y seguimiento.

Compartiremos historias de éxito y también los errores que suelen cometerse, que normalmente son “atajos” que se quieren tomar y que la mayoría de las veces terminan en frustraciones. Detallaremos la forma en que esto puede evitarse para lograr el éxito de un proyecto de transformación digital y explicaremos cómo diseñar una hoja de ruta paso a paso.

¿Qué casos de éxito (y fracaso) marcan las tendencias en Legaltech? ¿Se verán algunas de estas herramientas en dicho evento?

El sector «legaltech» es un mercado en plena ebullición actualmente con inversiones millonarias y una previsión ascendente para los próximos años.

Al mismo tiempo estamos siendo testigos de la forma en que el mercado se adapta a las necesidades de los clientes y éstos a su vez, deciden si aquello que se les propone se adapta o no a lo que quieren.

Esto nos lleva a ver «legaltechs» que crecen mucho y haciendo interpretaciones erróneas de las señales del mercado, diversifican sus servicios para tratar de dar respuesta a prácticamente todo, lo que lleva a penalizar la profundidad de su solución nativa o principal.

Esta estrategia puede resultar arriesgada, más cuando la tendencia en temas tecnológicos está en la colaboración entre plataformas, en el funcionamiento integrado y en el aprovechar lo mejor de cada herramienta para obtener resultados óptimos. Veremos algunos ejemplos en el webinar de este tipo de herramientas.

Su primer libro sobre la materia fue publicado hace casi una década, en 2013. Toda una pionera en la materia. Echando la vista atrás, ¿Cree que hay tendencias de aquellas que ya se han consolidado plenamente? ¿En cuáles considera que seguimos en el punto de partida?

¿10 años ya? ¿Tanto tiempo ha pasado? Es casi increíble. Pues la verdad es que el cambio ha sido, o está siendo más lento de lo previsto, pero algunas de las tendencias allí indicadas sí se han consolidado, como la entrada de los ALSP, con un buen elenco de proveedores nacionales de los que no podemos más que estar orgullosos de su trabajo.

Otras tendencias como la transformación digital han tardado más en llegar pero, en este momento, y en parte acelerada por la pandemia, podemos decir que ya sí se están dando pasos muy importantes en esta dirección.

Como profesora en diversos programas de «Legaltech» y gestión de despachos nos gustaría conocer su opinión. ¿Es deseable que las personas responsables de la gestión de los despachos se formen a través de estos cursos, o podría ser suficiente con ponernos en manos de un asesor experto en la materia?

La formación nunca está de más, y menos en temas en los que la dirección no la ha tenido en su etapa académica. Recordemos que en nuestro sector, la gran mayoría de socios directores y gerentes de los despachos y asesorías son abogados, formados en temas jurídicos, pero no de gestión empresarial.

Teniendo esto en cuenta, veo imprescindible la formación en esta materia, con independencia de que se contrate a un consultor para la gestión del proyecto. Nosotros, como consultores, necesitamos interlocutores válidos dentro de la organización, personas que entiendan el proyecto, vean su encaje estratégico y se comprometan a liderarlo.

Vamos concluyendo. ¿Qué dudas o inseguridades podremos despejar en el webinario para afrontar definitivamente el paso de optimizar nuestros procesos y servicios a través de la tecnología?

Las principales dudas e inseguridades en el momento de abordar un proyecto de transformación digital están siempre muy relacionadas con el coste del proyecto, el tiempo de implementación, la correcta selección de las herramientas y las posibilidades de éxito del proyecto relacionadas con la adopción por parte de los profesionales. De todo esto hablaremos en el webinar. Espero ayudar a despejar dudas sobre todos estos puntos.

¿Quieres asistir a esta sesión del Ciclo de Conferencias LegalTech?

Para ello haz clic aquí y rellena los datos para realizar tu inscripción. No lo dejes pasar, la asistencia es gratuita y las plazas son limitadas, por riguroso orden de inscripción. Te esperamos el próximo 15 de junio a las 17:30 h.

Deja un comentario