¿Estamos a tiempo de hacer algo para facilitar la participación en las próximas elecciones al ICAM? Respuesta: Sí

por | septiembre 26, 2022

Carta abierta a la Junta de Gobierno del ICAM y al Notariado, con copia al CGAE

Hace ya casi 10 años que por primera vez el Colegio de Abogados de Madrid (ICAM) anunció que iniciaba el camino necesario para la implantación del voto electrónico. Esta noticia con el titular “El Colegio implantará el voto electrónico para participar en los procesos electorales y juntas generales” da fe de ello.

El Colegio de Abogados había firmado un acuerdo con una empresa tecnológica para implantar el voto electrónico en las siguientes procesos electorales y Juntas. 

Los objetivos de ese proyecto, según anunciaba el propio colegio, eran contribuir a la democratización y modernización de la vida colegial y las esperadas consecuencias del mismo: el aumento de la participación de los colegiados en las elecciones, la agilización de los recuentos, la rebaja de costes y la mejora de la seguridad en el proceso electoral. 

Mucho ha llovido desde entonces, pero poco o nada hemos avanzado a pesar de que la normativa que actualmente regula el sistema de voto en el ICAM, vigente desde 2017, señala que “…en la medida en que los avances tecnológicos lo permitan y de acuerdo con las disponibilidades de medios materiales y personales del Colegio, la Junta de Gobierno someterá a aprobación de la Junta General las normas que regulen el voto por medios electrónicos, telemáticos o informáticos. Dichas normas deberán garantizar el carácter personal, directo y secreto del sufragio activo”.  

En un par de meses, tal y como recientemente anunciaba el actual decano del ICAM, José María Alonso, sus colegiados tendrán la oportunidad de escoger a quienes conformarán el órgano rector de su institución.

Y para ello se aplicará lo establecido en el artículo 33º de los Estatutos de este colegio, que regula el voto presencial (que se emite el mismo día de las elecciones, previa acreditación de su identidad por el colegiado elector ante la mesa electoral que corresponda, a través de su carnet de colegiado, documento nacional de identidad, pasaporte, o tarjeta de residencia) y el voto por correo, ambos regulados por la norma que recoge este pdf publicado en el sitio web del ICAM y  que exige al colegiado esencialmente dar los siguientes cuatro pasos para votar por correo:  

1.- Ir a un notario para que éste autentifique la fotocopia de su carnet de colegiado, DNI, pasaporte o tarjeta de residencia. 

2.- Remitir al Colegio un sobre con acuse de recibo con esa fotocopia autenticada. 

3.- Esperar a que el ICAM le remita un sobre que contiene otro sobre con una certificación de inclusión en el censo electoral, acompañadas de la relación de candidaturas y de tres papeletas de voto en blanco.  

4.- Recibido el sobre el colegiado deberá introducir en el segundo sobre la papeleta de votación, cerrarlo y remitirlo por correo certificado urgente a la Comisión Electoral del Colegio de Abogados de Madrid, a la dirección del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid con expresión del remitente junto a la certificación de inclusión en el censo electoral y una fotocopia de su carnet de colegiado, DNI, pasaporte o tarjeta de residencia. 

Un procedimiento tan “sencillo”, tiene como resultado que el índice de abstención es muy elevado en este tipo de sufragios. Muestra de ello son los resultados de las últimas elecciones.

FALTA DE PARTICIPACIÓN

Entre el voto presencial y por correo, ejercieron su derecho al voto 5.924 colegiados, de un censo de 74.050 Colegiados, lo que significa que el porcentaje de participación fue sólo de un 8%; es decir, que sólo un número escasísimo de colegiados acuden a las urnas. 

Esa falta de participación puede deberse a muchos motivos. Uno podría ser la falta de interés del colegiado por su institución, pero otro y no menos importante, la dificultad que tiene votar.

No debemos olvidar que las elecciones se celebran un día entre semana y se vota en un hotel de Madrid centro y ya hemos visto la complejidad del sistema de voto por correo.

El decano Alonso decía hace unos días que los abogados lo que tenían que hacer era ir a votar, mostrando una falta total de empatía con sus colegas y no ofreciendo ninguna alternativa práctica para facilitar este ejercicio.

La cuestión es: ¿estamos a tiempo de hacer algo para facilitar la participación de los colegiados en las próximas elecciones al ICAM? Yo estoy segura de que sí.  

Los más de 76.000 abogados colegiados madrileños viven y trabajan en un territorio que ocupa más de 8.000 kilómetros cuadrados con 179 municipios, donde a veces el tráfico deja mucho que desear.

No tienen jornadas cortas, sino que por lo general, trabajan muchas horas y les falta tiempo.  

Recientemente el Consejo General de la Abogacía Españolola (CGAE) publicaba la noticia de la firma por la presidenta del Consejo, Victoria Ortega, y el vicepresidente del Consejo General del Notariado (CGN), Raimundo Fortuny, de un convenio por el cual la sede electrónica notarial habilitará un espacio específico, en el Portal Notarial del Ciudadano (www.portalnotarial.es), para la legitimación notarial de firmas electrónicas cualificadas de los abogados españoles.

A través de este espacio los abogados podrán elegir al notario que quieran que legitime la firma electrónica cualificada de sus documentos privados.  

Tal y como explica el CGAE, “Una legitimación de firma es el proceso mediante el que un notario da fe de que la firma de un documento, en este caso electrónico, corresponde a una determinada persona. Se trata de un servicio muy utilizado por profesionales y empresas, que se puede realizar de manera ’online’  a través del Portal Notarial. En este Portal el usuario puede firmar electrónicamente sus documentos privados para que el notario los incorpore a un documento público y también para que, trasladados a papel, puedan ser presentados ante las Administraciones. También se pueden subir los documentos ya firmados electrónicamente para que el notario elegido legitime las firmas”.  

Los abogados de Madrid tendrán pronto una cita en las urnas. Y esta plataforma del notariado permite automatizar procesos y hacerlo con la garantía que da tener a nuestros fedatarios públicos detrás.

Así que al leer esta noticia se me ocurrió la siguiente idea: ¿ya que esta herramienta acredita que un abogado ha firmado un documento, ¿no podría utilizarse para acreditar que un abogado quiere votar por correo, remitiendo al ICAM dicha acreditación, evitando al abogado desplazamientos innecesarios?

E incluso voy un poco más allá, ¿sería posible habilitar un sistema de voto a distancia para estas elecciones?, ¿podría el notariado ayudar a la abogacía a abrazar la tecnología para lograr una más alta participación de los colegiados de Madrid en la elección de su órgano de dirección y hacer así más democrática esta institución al poner en igualdad de condiciones a todos los colegiados, con independencia del municipio donde vivan para ejercer su derecho al voto?

Ahí dejo la reflexión y la propuesta. La tecnología existe, está disponible, y sólo falta que demos el paso.

Si queremos una mayor participación electoral, como sería deseable en un sistema democrático, es esencial facilitar el acceso a todo el censo. 

Así que aquí dejo mi propuesta: Junta de Gobierno del ICAM, ¿podrían ustedes abrir las elecciones a un sistema que facilite realmente el derecho al voto de los colegiados?

Señores notarios, ¿podrían ustedes ayudar a los abogados de Madrid a mejorar su sistema electoral?  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *