Eskariam interviene en dos demandas colectivas contra Apple y Google en Portugal por valor de 198 millones de euros

johnk

En ambos casos, la firma española Eskariam, especializada en reclamaciones colectivas y litigios complejos, acusa a ambas multinacionales de posición de dominio y aplicación de precios excesivos e injustos a través de las tiendas virtuales Apple App Store y Google Play Store, y en defensa de los consumidores portugueses.

Mediante estas dos demandas colectivas se solicita a ambas empresas que reduzcan su controvertida comisión del 30 % en las compras de App Store y Google Play Store, ya que infringe las leyes de competencia europeas y portuguesas.

Según las demandas interpuestas, ambos gigantes tecnológicos están abusando su posición de dominio en el mercado de aplicaciones a expensas de sus usuarios. Estas reclamaciones se cuantifican en un valor estimado que supera los 198 millones de euros.

Eskariam actúa, en estas dos demandas, en colaboración con la firma británica Hausfeld, con la que colabora también en el caso del cártel de la leche en España. Hausfeld fue el despacho pionero en el mercado de las reclamaciones por daños y perjuicios en materia de competencia en Europa.

Fabrizio Esposito, profesor adjunto de Derecho Privado de la Facultad de Derecho de la Universidade NOVA de Lisboa, es el representante de las demandas colectiva. Actúa en nombre de alrededor de 6,5 millones de usuarios portugueses de dispositivos con sistemas iOS y Android (móviles y tabletas).

Alega que Apple y Google han infringido sistemáticamente la Ley de la Competencia y han aplicado un precio excesivo e injusto a millones de usuarios en Portugal por la adquisición de aplicaciones y otras compras realizadas en la Apple App Store y la Google Play Store.

Esposito ha reunido a uno de los mejores equipos de Europa para llevar a buen término estas demandas.

Está siendo asistido legalmente por las firmas portuguesas J+Legal en la acción contra Apple; y por Cardigos en el caso contra Google, además de contar con la experiencia y recursos resultantes de la colaboración formada por Eskariam y Hausfeld.

Hausfeld ha sido hasta el momento una de las únicas en Europa que ha defendido los intereses de los consumidores frente a estas grandes corporaciones por conductas contrarias al mercado, primero en Reino Unido, y seguidamente en Países Bajos.

David Fernández, CEO de Eskariam, explica que “en el mercado de las demandas colectivas y acciones de clases en Europa todavía hay mucho por hacer. Cada vez son más las jurisdicciones que están implantando herramientas legales para ser más eficientes y potenciar la defensa de los derechos de los consumidores. Sin embargo, en el caso de la Península Ibérica, y concretamente en España, el mercado necesita de muchas mejoras, encontrándonos actualmente pendientes de la transposición de la Directiva europea en materia de acciones de clase».

Y añade: «Siempre del lado de los afectados, Eskariam se está convirtiendo en un referente en el mercado legal español en cuanto a reclamaciones colectivas se refiere. Nuestra entrada en Portugal forma parte de nuestra estrategia empresarial participando en estos casos contra corporaciones que abusan de su poder en toda Europa”.

Por su parte, Lianne Craig, socia directora de Hausfeld Londres, comenta que “el régimen portugués de acciones colectivas es un ejemplo positivo de lo que, con el tiempo, podría lograrse para todos los ciudadanos y empresas de Europa, muchos de los cuales en la actualidad carecen de un medio efectivo de compensación cuando se han infringido sus derechos. Hausfeld ha sido pionero en Europa desde hace más de una década, llevando a cabo con éxito litigios representando a demandantes en todo el continente y en el Reino Unido».

«Nuestra presencia y experiencia internacional ha seguido creciendo a medida que se han abierto oportunidades en nuevas jurisdicciones para nosotros como España e Italia.  Estamos muy contentos de colaborar con Eskariam, J+Legal y Cardigos, en la apertura de esta nueva frontera en Portugal con estos casos contra dos de las más poderosas empresas del sector tecnológico», concluye.

Deja un comentario