«Es esperanzador que ahora el CGPJ esté por la labor de impulsar una jurisdicción específica de familia»

por | marzo 7, 2022

Veintidós meses después de que la pandemia obligase a la sociedad española a recluirse ante esta crisis sanitaria de notables consecuencias, la Asociacion Española de Abogados de Familia (AEAFA) volvía a convocar presencialmente sus Jornadas Anuales que ha congregado a medio millar de juristas de toda España, de ellos cerca de ochenta magistrados

Esta reunión anual ha servido para repasar los temas de máxima actualidad en materia derecho de familia que preocupan a los juristas que trabajan en esta actividad.

Se han revisado las dos reformas que se hicieron el año pasado, momento del 40 aniversario de la Ley del Divorcio, tanto a nivel de ley de protección a la infancia como aquella que reformula la capacidad jurídica de las personas con discapacidad.

María Dolores Lozano, presidenta de AEAFA, comparte la opinión que en Confilegal dieron jueces y fiscales al terminar este evento: “Se ha judicializado todo porque a la crisis sanitaria le ha sucedido una crisis económica de calado que ha obligado a revisar muchos convenios reguladores».

La pandemia ha evidenciado «la jurisdicción de colapso en materia de temas de familia. Muchos juzgados de familia o mixtos están funcionando relativamente bien a costa del empeño personal de los jueces que sirven en esos juzgados”.

En esta coyuntura cree que “el momento es esperanzador. Después de más de veintiocho años reclamando una jurisdicción de derecho de familia, parece que el objetivo está más próximo”.

La presidenta de AEAFA en un momento de su intervención en las Jornadas Anuales de la Asociación que tuvieron lugar el viernes y el sábado pasado en el Hotel Melliá de Madrid.

Jurisdicción especializada de familia

“El año pasado en un texto legal se introdujo una disposición que habla de la creación de dicha jurisdicción especializada. Habrá que ver en qué tiempo se logra porque es muy necesaria”, precisa.

«Es esperanzador que ahora el Consejo General del Poder Judicial [CGPJ] esté por la labor de impulsar una jurisdicción específica de familia. Todos los jueces que han venido a este Congreso comparten esta reivindicación”, destaca.

Lozano aclara que en esa Ley orgánica de protección a la violencia contra la infancia hay una disposición vigésima donde se habla de la creación de la especialización, dentro del orden jurisdiccional civil, de la jurisdicción de infancia, familia y capacidad.

“Hay un plazo de un año para que esta especialización, se cree. Ahora en el CGPJ desde su Comisión de Igualdad se está llevando un proyecto donde AEAFA participa en este grupo de expertos para establecer cómo tiene que llevarse a cabo para la creación de dicha especialidad de conformidad con dicha disposición”.

«Hay un problema grave que hemos visto en este escenario de conflictividad y es la adicción de los adolescentes a las redes sociales. Muchos padres y madres tienen una problemática familiar importante»

Esta experta en familia explica que “este grupo ya está operativo. Hemos tenido ya dos reuniones de trabajo. En el grupo hay magistrados, fiscales, abogados. Este es un proyecto que sigue las pautas de aquel otro que configuró una Guía práctica judicial para los criterios de custodia compartida”.

La presidenta de AEAFA relata que “hay un calendario ya fijado de hitos en este trabajo que desarrolla este grupo de trabajo del que somos parte. Es previsible que los trabajos duren un año”.

También destaca que “ya están todos los intervinientes están haciendo sus aportaciones. Al final tendremos una Guía que pondremos a disposición del Ministerio para la implantación de dicha jurisdicción».

A su juicio “hay un problema grave que hemos visto en este escenario de conflictividad y es la adicción de los adolescentes a las redes sociales. Muchos padres y madres tienen una problemática familiar importante. Estas son las consecuencias que tenemos que ir abordando en la nueva situación que ahora vivimos”.

La presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, con María Dolores Lozano en una foto tomada en las Jornadas sobre familia organizadas en Madrid la pasada semana.

Falta de medios e inversiones

En su discurso de apertura de este Congreso, Lozano denunció públicamente que “tenemos leyes sociales de gran calado, pero no se dotan económicamente para su desarrollo. El Ministerio de Justicia es la hermana pobre en dotación en nuestro país. El último incremento no es suficiente”.

”Desde esta asociación de abogados de familia, al mismo tiempo, se mantienen contactos con distintos partidos políticos y sus portavoces de justicia.

Uno de los problemas claves es ‘la falta de jueces, de funcionaros, de fiscales y de inversión en infraestructuras. Nos daríamos con un canto en los dientes si LexNet funcionara realmente bien, pero la tecnología no acaba de asentarse’

“Nosotros no tenemos ideología, somos técnicos. No nos significamos con ningún partido político, más allá de poner las deficiencias y propuestas que como conocedores de la problemática son necesarias para que el servicio público de administrar justicia funcione”, cuenta.

Uno de los problemas claves es «la falta de jueces, de funcionaros, de fiscales y de inversión en infraestructuras. Nos daríamos con un canto en los dientes si LexNet funcionara realmente bien, pero la tecnología no acaba de asentarse. Debería tener la capacidad suficiente para poder tramitar los expedientes que le llegan”.

Lozano incide, de un modo especial, en la falta de fiscales. “En Palma de Mallorca se ha creado una sección adscrita familia formado por cuatro fiscales que van a ser quienes asuman todos los procesos de familia, infancia y capacidad. Todo depende de cada fiscalía o Tribunal Superior de Justicia. Hacen falta fiscales y más funcionarios para resolver los asuntos que tienen que abordar”.

Tres millones de personas en Juzgados por problemas familiares

La presidenta de AEAFA destaca que “anualmente, más de tres millones de personas acuden a los juzgados a resolver sus problemas familiares que pueden afectar a la infancia, adolescencia y en estos momentos a las personas que precisan apoyos para el ejercicio de su capacidad jurídica”.

Reconoce que esta nueva ley que reforma la capacidad jurídica de muchos españoles, analizada por la magistrada del Supremo María Angeles Parra, en estas jornadas “nos da la sensación que esa ley deja poco atada la seguridad jurídica porque desde su entrada en vigor todas las personas tenemos la misma capacidad”.

Para esta jurista “es un planteamiento idealista que ahora impulsa la figura del guardador del hecho. Hay que confiar la buena fe y solidaridad. La ley prevé mecanismos de control posterior de su actividad en los casos de mala administración. Esto puede ser preocupante como puede ser la captación de voluntades para modificar testamentos. Estas situaciones la ley no las aborda”.

«Lo que se echa de menos es la especialización en la Escuela Judicial otorgando a la materia de derecho de familia, infancia y capacidad el papel que debe tener»

Sobre esta normativa, Lozano conoce el sentir de muchos de nuestros jueces españoles. “Hay un tema que les preocupa mucho. Hay un plazo de tres años de revisión de los expedientes que tienen que cumplir».

“En ese caso, de querer abordar todos los procedimientos y asuntos decididos conforme a la ley anterior tendrían que estar tres años con señalamientos, única y exclusivamente para adaptarlos a la nueva ley”, comenta.

Y cree que “cada juzgado necesitaría dos jueces de apoyo para llevar a cabo la tramitación diaria de los procedimientos de los asuntos que van entrando y que están en curso, así como la revisión de todo lo anterior. Esto se soluciona de nuevo volvemos al tema económico, al presupuestario que es una de las asignaturas pendientes de nuestra justicia. Se trata de focalizar distintas inversiones para que nuestros jueces puedan responder a las exigencias de esta nueva normativa ya en vigor”.

Falta especialización en la Escuela Judicial

Para los abogados de familia, este cambio normativo que se hace ahora, relacionado con las personas con discapacidad, “nos va a obligar a hacer un esfuerzo importante a todos los profesionales, ya sobrecargados de otros asuntos relacionados con la familia”.

En este Congreso la presencia de magistrados de primera instancia y algunos de Audiencia Provinciales ha sido más importante que en otras convocatorias. “Creo que nadie puede dudar de su sensibilidad en estos temas”, subraya.

“En nuestro caso la relación con el poder judicial es bastante estrecha en los últimos años. Hemos logrado que jueces, fiscales y letrados de la administracion de justicia participen en estos encuentros”, indica.

«En este escenario es fundamental –añade– que la formación continua de estos profesionales sea especializada en materias de familia. Ahí el papel de los Colegios de Abogado está haciendo un papel importante, con actividades también en el Turno de Oficio. Lo que se echa de menos es la especialización en la Escuela Judicial otorgando a la materia de derecho de familia, infancia y capacidad el papel que debe tener”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *