El principio de efectividad es el punto de partida de nuevos derechos para el consumidor, según Orduña y Sánchez

por | octubre 1, 2022

«El principio de efectividad es el marco del que surgen nuevos derechos del consumidor, algo que solo tiene sentido en el marco de la Directiva europea». De esta forma tajante se expresó Francisco Javier Orduña Moreno, catedrático de derecho civil y exmagistrado de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, durante su intervención, en la mesa sobre «El principio de efectividad como referente central del marco de armonización de la Directiva 93/13/CEE», en la que participó junto a Jesús Sánchez, decano del Colegio de la Abogacía de Barcelona (ICAB).

Fue en el marco del XXI Congreso de la Abogacía Joven, celebrado en Madrid, que ayer llegó a su fin.

Sánchez, por su parte, resaltó el cambio de paradigma que representa el principio de efectividad, por lo que se debe partir de la premisa de que «estamos ante nuevas categorías de ámbito supranacional».

A partir de esto, se puede entender que el principio de efectividad «se ha cargado cosas importantísimas», un hecho que obliga a revisar y analizar temas como la interpretación de la satisfacción procesal y la pasividad del consumidor.

«Los abogados somos juristas, y la ciencia jurídica no es democrática ni de mayorías», explicó Sánchez. «Un ejemplo claro lo tenemos en los votos particulares que Javier Orduña realizó, estando en minoría, cuando era magistrado en la Sala de lo Civil, cuyo planteamiento ha sido después ratificado nada menos que por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea».

Por esta razón, destacó «nada es inmutable, y menos el derecho»; este siempre debe entenderse como un área donde debe reinar la lógica y el sentido común.

Jesús Sánchez, decano del Colegio de la Abogacía de Barcelona, Maia Román, presidenta de la Confederación Española de Abogados Jóvenes, Francisco Javier Orduña, catedrático de derecho civil y exmagistrado del Tribunal Supremo, y Alberto Cabello, presidente de la Asociación de Jóvenes Abogados de Madrid.

Jesús Sánchez hizo referencia expresa al control de convencionalidad expresado en el artículo 10.2 de la Constitución Española que dice que cuando España suscribe un tratado o acuerdo internacional es de obligado cumplimiento. Esto, según el decano del ICAB, hay que tenerlo muy presente.

«Los abogados somos juristas, y la ciencia jurídica no es democrática ni de mayorías», explicó Jesús Sánchez

De acuerdo con Orduña, «Los cambios llevan tiempo, y serán los jóvenes quienes podrán aprovechar estas innovaciones técnicas y jurídicas».

Segun explicó el reputado catedrático, el principio de efectividad –igual que el de transparencia y el disuasorio– no aparece explícitamente en el ordenamiento jurídico ni en un texto positivo comunitario.

Por ello, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea debe decantar estos nuevos principios, pero «no puede crear una guía o manual», razón por la que queda en manos de los juristas armonizar estos conceptos dentro del ámbito nacional.

La innovación que supone esta armonización a nivel comunitario tiene una naturaleza metajurídica, en palabras de Orduña. «Es el sistema propio el que aplica la norma, sin salir del ordenamiento interno nacional», dijo.

Así, se debe tomar en cuenta el principio de la primacía del derecho europeo como un código propio, en rereferencia a ese control de convencionalidad.

Entonces se vuelve fundamental la capacidad de captación jurídica y análisis en esta etapa para saber cómo decantar los principios que están implícitos.

«Estos principios no pueden ser objeto de una interpretación restrictiva», concluyó Orduña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *