El juez abre juicio oral al exdirector de la Faffe por pagos en clubs de alterne con dinero público

por | abril 21, 2022

El juez de refuerzo del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla ha abierto juicio oral contra los dos investigados por la presunta utilización de varias tarjetas bancarias de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe) para el pago de los servicios en distintos locales de alterne de la región andaluza.

Los acusados son el que fuera director técnico de la Faffe Fernando José Villén y la directora económica financiera de la fundación entre 2004 y 2011, Ana Valls. 

Villén reconoció en octubre de 2018 que pagó 31.969 euros en prostíbulos con la tarjeta de la entidad y vinculó los pagos en clubs dentro de la actividad “comercial” que desarrollaba para el organismo. Señaló que los hechos son “indecorosos e impresentables” y se mostró “muy arrepentido”.

En un auto fechado a 20 de abril y notificado hoy a las partes, el magistrado José Ignacio Vilaplana Luquero ha acordado abrir juicio oral contra ambos por un supuesto delito continuado de malversación de caudales públicos en concurso medial con un delito continuado de falsedad en documento oficial cometido por funcionario público, delitos que les imputan la Fiscalía y las acusaciones ejercitadas por la Junta de Andalucía y el PP-A.

Serán juzgados por un jurado popular en la Audiencia Provincial de Sevilla. La Fiscalía pide seis años de cárcel para Fernando Villén y cuatro para Ana Valls.

El magistrado expone en el auto que Fernando José Villén, “prevaliéndose de su cargo como director técnico” de la Faffe, “habría venido llevando a cabo, de manera continuada, una disposición ilícita de los fondos de dicha entidad pública, desviándolos de su propia finalidad -que no es otra que el fomento y financiación de actividades relacionadas con la formación de desempleados-, utilizándolos para abonar los servicios recibidos en distintos locales de alterne de Sevilla y otras provincias andaluzas que frecuentaba, utilizando para ello las tarjetas bancarias de las que disponía (en total, tres tarjetas de las seis de que disponía como director) contra las cuentas de la referida Fundación”. 

El juez señala que, en total, este acusado “habría gastado mediante el uso de las tarjetas bancarias de la Faffe un total de 32.566 euros en locales de prostitución, gastos abonados con cargo a los fondos de la Faffe”.

Añade que “con el fin de ocultar la ilícita disposición de fondos públicos realizada”, el investigado, “en connivencia” con la directora económica financiera de la Faffe entre 2004 y 2011, “habrían ideado un sistema por el que se simulaban los reintegros de los referidos cargos realizados por el acusado”, de forma que, “en los Libros Diarios de la Faffe, constan asientos de devolución de las citadas cantidades que no se corresponderían con la realidad”. 

‘DISPOSICIÓN ILÍCITA DE FONDOS PÚBLICOS’

El magistrado relata que “a tal fin, esto es, al objeto de simular el reintegro a las arcas de la Faffe de las cantidades ilícitamente dispuestas por su director, los acusados habrían utilizado la caja de la Dirección Económica Financiera de la Faffe, simulando supuestas -en realidad, inexistentes- reposiciones en metálico (evitando así la utilización de transferencias bancarias o método similar) de aquéllas disposiciones ilícitas; haciendo así que los gastos se camuflaran como ingresos en la Caja Central, para su posterior inclusión como tales en la contabilidad”.

“De este modo, a los pocos días de registrarse el uso de las tarjetas en este tipo de locales, se localizan, en los correspondientes Libros Diarios de la Faffe, diferentes anotaciones en las que consta una devolución contable de los cargos realizados en la Caja de la Dirección General de la Faffe por el importe exacto dispuesto, reflejando para este tipo de apuntes los conceptos ‘INGRESO F.V.’ y ‘DEVOLUCIÓN VISA F.V.’”, señala.

Vilaplana analiza en el auto cada una de las operativas realizadas, así como, en su caso, la correspondiente justificación y anotación contable de las mismas, y explica que la acusada “habría podido realizar u omitir actos tendentes, bien a cooperar, bien a encubrir la disposición ilícita de fondos públicos que habría efectuado” el otro investigado, “pudiendo así haber participado en la elaboración, utilización o manipulación de documentación mercantil o contable, con la finalidad de simular la devolución de los fondos ilícitamente empleados, así como permitir la utilización del propio dinero de la Faffe” para que el acusado “llevase a cabo el -en tal caso, supuesto- reintegro de aquéllos fondos”. 

“En calidad de directora económica financiera de la Faffe, habría ostentado la máxima responsabilidad en la gestión, reposición, funcionamiento y control de los fondos y las cajas de la Fundación, en particular, de la Caja Central de la propia Dirección General, a través de la cual se habría articulado fundamentalmente la mecánica delictiva denunciada”, expone el instructor.

Villén también está investigado en la pieza de esta causa sobre la contratación en la Faffe del exalcalde socialista de Lebrija Antonio Torres García, supuestamente de manera «injusta y arbitraria», de modo contrario a los principios de igualdad, mérito y capacidad y por la sola «afinidad y vinculación personal y política» entre ambos; y por la presunta contratación irregular del actual concejal de Dinamización Cultural y Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz), el socialista Francisco Camas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.