El Gobierno aprueba un anteproyecto de ley que busca la reparación moral de los familiares de las víctimas

por | diciembre 25, 2022

Modifica la LECrim, ampliando la figura del agente encubierto y del registro remoto de equipos informáticos para las investigaciones, que busca, entre otros objetivos, la reparación moral de los familiares de las víctimas.

Reforma la Ley de Reconocimiento Mutuo, para hacer más efectivos los decomisos y embargos, y la ejecución de sanciones administrativas, como las multas de la DGT.

Asimismo, lleva a cabo una nueva regulación para la constitución de los equipos conjuntos de investigación, con la finalidad última de reforzar el Espacio Europeo de Libertad, Seguridad y Justicia, y la confianza en los Estados.

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy, a propuesta del Ministerio de Justicia, que lidera Pilar Llop, un Anteproyecto de Ley Orgánica (APLO) que amplía la figura del agente encubierto y del registro remoto para las investigaciones de máxima gravedad y complejidad, como son los homicidios y sus formas agravadas; reforma la Ley de Reconocimiento Mutuo, para hacer más efectivos los decomisos y embargos, y la ejecución de sanciones administrativas; y lleva a cabo una nueva regulación para la constitución de los equipos conjuntos de investigación (ECIs).

La titular de Justicia ha destacado “el importante impulso que esta nueva norma dará a la cooperación judicial internacional penal y a la investigación penal, especialmente en los casos de homicidio y sus formas agravadas».

El nuevo APLO modifica la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) para ampliar el ámbito de aplicación del agente encubierto y el registro remoto de equipos informáticos en las investigaciones de homicidio, a la vez que regula de manera completa la medida del agente encubierto.

El agente encubierto consiste en la infiltración o actuación de funcionarios de policía con una identidad supuesta, que actúan bajo el control del juez o del fiscal, para investigar delitos propios de la delincuencia organizada y de difícil averiguación, cuando han fracasado otros métodos de la investigación o estos sean insuficientes.

El Anteproyecto amplía su ámbito de aplicación a los delitos de homicidio y sus formas agravadas, al tiempo que actualiza y completa la regulación de esta medida de investigación, incorporando la del Anteproyecto de la nueva LECrim, que se encuentra a la espera del informe del Consejo General del Poder Judicial. Así, se incorpora de manera inmediata a la legislación vigente para su pronta utilización por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

También se amplía la medida de investigación de registro remoto de equipos informáticos para los homicidios y sus formas agravadas. Se trata de una medida de investigación que no interviene las comunicaciones, sino que las registra de forma remota y telemática.

Según ha explicado la ministra de Justicia, “para hacernos una idea del alcance de esta medida, la regulación actual permite el uso de un agente encubierto o el uso de los registros remotos sobre un investigado que forma parte de una organización que comete un delito contra la propiedad intelectual, pero no se puede aplicar a un investigado por violar, asesinar y luego ocultar el cadáver de una persona».

Los objetivos principales que se buscan con esta reforma son: conseguir la reparación moral de los familiares de las víctimas; el incremento de las posibilidades de resolución de las investigaciones de homicidios y sus formas agravadas; y una mayor rapidez en la resolución de la investigación, lo que puede evitar que el agresor pueda llevar a cabo hechos de la misma naturaleza contra nuevas víctimas y reducir los tiempos de instrucción.

En el caso de muertes con desaparición del cadáver, la averiguación del paradero de este permitirá, a través de la autopsia y diligencias derivadas, investigar sobre la forma en la que se consumó el hecho y una calificación final correcta como homicidio o asesinato, o si se cometió algún delito más como la agresión sexual.

Por último, con esta reforma se refuerza la cooperación judicial internacional en las investigaciones de homicidio y sus formas agravadas llevadas a cabo en otros Estados y cuya legislación sí incluye la posibilidad de uso de estas medidas.

Mayor efectividad de decomisos y embargos

Asimismo, el APLO reforma la Ley de Reconocimiento Mutuo, para hacer más efectivos los decomisos y embargos, y la ejecución de sanciones administrativas, como por ejemplo las impuestas por la Dirección General de Tráfico (DGT) cuando hayan sido judicializadas.

La Ley de Reconocimiento Mutuo de Resoluciones penales de la Unión Europea (UE) recopila varias Decisiones Marco y Directivas comunitarias en materia de reconocimiento mutuo, una figura que permite que una orden o resolución de una autoridad competente de un Estado Miembro de la UE que se transmite a otro sea directamente reconocida y ejecutada.

La reforma, en este caso, tiene como objeto depurar algunos ajustes entre la regulación vigente y la implementación realizada de la normativa europea, así como adaptar la normativa nacional al Reglamento comunitario referente al reconocimiento mutuo de las resoluciones de embargo y decomiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *