El fiscal general del Estado elevará a fiscal de la Sala de lo Militar del Supremo a Dolores Delgado

por | septiembre 23, 2022

Dos meses después de dimitir como fiscal general del Estado por motivos de Salud, Dolores Delgado será elevada a fiscal de Sala de la Sala de lo Militar a propuesta de su sucesor Álvaro García Ortiz, a pesar de que el Consejo Fiscal votó mayoritariamente en contra. El Gobierno suscribirá su decisión.

Delgado obtuvo 4 votos a favor –dos de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) y los votos de la teniente fiscal del Supremo, María Ángeles Sánchez Conde, y de María Antonia Sanz Gaite, fiscal de Sala Jefa Inspectora, ambos miembros natos–, 6 en contra, los votos de la Asociación de Fiscales (AF), que votaron por Luis Rueda García, el único fiscal con pasado de jurídico militar de la carrera.

Salvador Viada, único representante de la Asociación Profesional Independiente de Fiscales (APIF), se abstuvo al ser su esposa, Teresa Gálvez, aspirante al mismo puesto, junto a 17 aspirantes más.

La votación del Consejo Fiscal, formado por 9 miembros electos –6 de la AF, 2 de la UPF y 1 de la APIF– y dos natos, no es vinculante. El fiscal general del Estado puede decidir lo que quiera porque no está obligado a cumplir con el resultado.

Dolores Delgado propuso a Álvaro García Ortiz al Gobierno para sustituirla. Previamente, Delgado lo había elevado, a la categoría de fiscal de Sala cuando lo nombró jefe de la Secretaría Técnica.

La exfiscal general del Estado, con la decisión de su sucesor, no volverá a la trinchera de la Audiencia Nacional, donde ocupaba destino como fiscal de segunda categoría, y se trasladará al edificio de enfrente, el del Tribunal Supremo.

Delgado trató, durante el tiempo en que fue fiscal general del Estado que se modificara el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal para que las personas que hubieran ocupado ese puesto, al término de su mandato, fueran fiscales del Supremo de forma automática.

El PSOE intentó, el pasado mes de mayo, colar una enmienda en la Ley Concursal reformando el EOMF que establecía que «si el nombramiento [de fiscal general] recayese sobre un miembro de la Carrera Fiscal quedará en situación de servicios especiales y adquirirá la categoría de Fiscal de Sala del Supremo una vez que se produzca su cese». Pero al final lo retiraron.

Álvaro García Ortiz tomando posesión como fiscal general del Estado en el acto solemne en el Tribunal Supremo. En la foto junto a sus dos madrinas, Dolores Delgado, en primer término, y la teniente fiscal del Supremo, María Ángeles Sánchez Conde, a su derecha.

ALEJANDRO LUZÓN, RATIFICADO, MIGUEL ÁNGEL CARBALLO, NO RENOVADO

El actual fiscal jefe de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y la Criminalidad organizada, Alejandro Luzón, recibió los 6 votos de la AF, los 2 votos de la UPF y los dos votos de los miembros natos; la APIF se abstuvo. Por el contrario el teniente fiscal de la Audiencia Nacional desde 2017, Miguel Ángel Carballo, que obtuvo 7 votos –los de la AF y de la APIF–, ha quedado desplazado por Marta Durántez Gil, que consiguió 4 votos –UPF y miembros natos–, al optar García Ortiz por ella.

Por otra parte, Juan José García Criado será el nuevo fiscal inspector de la Inspección Fiscal, también por decisión de García Ortiz. Porque solo consiguió el apoyo de los de la UPF y los miembros natos, 4 votos, frente a los 6 votos de la AF, que apoyaron a María José Arciniega Bermejo, y la abstención de la APIF.

La nueva fiscal superior de la Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Canarias –así lo ha decidido García Ortiz– será María Farnés Frigola –actual fiscal jefe de la Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife, también con los 4 votos de UPF y las dos miembros natos.

La AF y la APIF volcaron sus 7 votos en Ernesto José Vieira Morante.

Con idéntico resultado que Marta Durántez, Juan José Criado y María Farnés Frigola, Santiago Herráiz asumirá el puesto de fiscal superior de La Rioja, destino en el que hasta ahora había venido desempeñando las funciones de teniente fiscal.

Luis María Uriarte Valiente, Pedro Javier Jiménez Lafuente y Juan Andrés Baratech Ibáñez, por el contrario, consiguieron la unanimidad de todos los miembros del Consejo Fiscal, 11 votos. Uriarte como fiscal de la Fiscalía Especial Antidroga, Jiménez, como fiscal jefe de la Fiscalía Provincial de Granada, y Baratech como fiscal jefe de la Fiscalía Provincial de Huesca.

Lo mismo que Diego Miranda González, Gloría García Palomo y Miguel Armenteros León en sus destinos como fiscales jefe de las Fiscalías de Área de Sabadell, de Móstoles y de Ferrol, respectivamente.

Por el contrario, en el caso de Juan Bautista Calvo-Rubio, que asume el puesto de fiscal jefe de Málaga, se llevó los cuatro del que podría llamarse «sector progresista» (UPF y natos) mientras que los votos de la AF se dividieron. 4 fueron a Juan Carlos López Caballero y 2 a Juan Calvo.

Por lo que se refiere a Ana María Martín-Forero, nueva fiscal de Área de Móstoles, contó con los «votos progresistas»; los 7 votos de la AF y de la APIF fueron para Margarita Rossignoli Arriaga.

García expresó su opción por los de la UPF.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *