El fiscal Anticorrupción Grinda afirma que la cúpula de la Fiscalía General del Estado está sometida al PSOE

por | abril 10, 2022

José Grinda, fiscal Anticorrupción, afirma que la Fiscalía General del Estado (FGE), a cuyo frente está Dolores Delgado, «está sometida a criterios de un partido político», en clara y evidente referencia al PSOE.

Pero sin nombrarlo.

«No todos los que están en la cúpula de la Fiscalía son así, pero una buena parte, sí», añade en la entrevista que ayer publicó el diario El Mundo.

En la misma responde con rotundidad que Dolores Delgado no es la persona idónea para dirigir la FGE. Para el fiscal Anticorrupción es evidente que su jefa suprema tiene un lastre.

«Obviamente, la actual fiscal general del Estado tiene un lastre, que es determinada relación política por haber sido ministra. Pero ese lastre puede significar que se empeñe más en hacerlo bien. Y luego tiene una cuestión personal, que se ha presentado en el procedimiento llamado ‘Tándem’ en el que su pareja, Baltasar Garzón, está ejerciendo de abogado de una de las personas más relevantes y donde parece que no ha actuado de una manera correcta respecto del fiscal Ignacio Stampa«, afirma.

«Tampoco lo ha hecho mi jefe, Alejandro Luzón«.

El fiscal Anticorrupción añade que «la mayor parte de los nombramientos que hay en la Fiscalía General son nombramientos proclives a crear obedientes preventivos, como decía Martínez Madero. Se crean sobre la base de someterse a un partido político, subes como la espuma. Te conviertes en alguien muy ideologizado, te conviertes en alguien cómodo».

Grinda recientemente se postuló al puesto de teniente fiscal de la Fiscalía Antidroga junto con doce candidatos más. El elegido, en la reunión del último Consejo Fiscal de la FGE, fue Ignacio de Lucas, quien procedía de dicha Fiscalía desde 2007 y tenía amplia experiencia en el plano internacional por haber sido coordinador de la Red de Fiscales Contra el Crimen Organizado (REFCO) en Centroamérica de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El entrevistado afirma que ninguno de los fiscales generales del Estado que ha conocido han sido buenos: «Cero. Pero cero. E incluso negativo».

Al único que elogia es a Cándido Conde-Pumpido, actual magistrado del Tribunal Constitucional, quien ocupó ese puesto entre 2004 y 2011.

Conde-Pumpido era «independiente y protegió mucho a la carrera fiscal, a pesar de que era magistrado. O por eso», subraya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.