El exdirectivo de Iberdrola que reclama la condición de denunciante pide declarar ante el juez del caso Villarejo

por | marzo 3, 2022

El exdirectivo de Iberdrola José Antonio del Olmo ha solicitado al magistrado de la Audiencia Nacional (AN) instructor del caso Tándem, Manuel García-Castellón, que le vuelva a tomar declaración.

En esta pieza separada de Tándem, el juez investiga los trabajos ilícitos que el comisario jubilado habría llevado a cabo para Iberdrola desde 2004 y por los que habría cobrado más de un millón de euros. Entre los identificados por García-Castellón, se encuentran los proyectos ‘Posy’ y ‘Black Board’, con los que habría espiado a Pérez y al entonces presidente de Endesa, Manuel Pizarro, respectivamente.

En un escrito, con fecha de ayer, la defensa de Del Olmo solicita al instructor de la macrocausa Tándem, también conocida como caso Villarejo, que le cite a declarar como imputado, el estatus procesal que tiene actualmente.

El pasado mes de febrero, Del Olmo reclamó que se le aplique la Directiva ‘Whistleblowing’, diseñada para proteger a quienes informan sobre infracciones del Derecho de la UE.

Del Olmo, que fue director de Control de Funciones Corporativas de Iberdrola, es el autor de un informe, fechado a 1 de diciembre de 2004, en el que plasmó supuestas irregularidades vinculadas a la contratación con Cenyt, el grupo empresarial de Villarejo. 

Para el magistrado instructor, este ‘dossier’, que la eléctrica califica de falso y que ha dado pie a distintos procedimientos judiciales, podría situar al antiguo ejecutivo como «uno de los testigos claves para sostener la acusación».

Para la defensa de Del Olmo, «no cabe duda» de que la eléctrica «está acosando» a su antiguo ejecutivo por un informe que elaboró en diciembre de 2004 donde reflejaría presuntas irregularidades en relación con los trabajos de Cenyt. Esas «represalias» serían las acciones legales -penales, laborales y mercantiles-, que Iberdrola ha emprendido contra Del Olmo en distintos juzgados, por lo que instaba al magistrado a suspender todos estos procedimientos judiciales.

El letrado respondió así al juez, que el pasado 27 de enero dio traslado a la Fiscalía y a las partes para que se pronunciaran sobre la posibilidad de aplicar a Del Olmo la figura reconocida en la Directiva 2019/1937 del Parlamento Europeo y del Consejo, del 23 de octubre del 2019, relativa a la protección de las personas que informen sobre infracciones del Derecho de la Unión.

El instructor recordó que desde hacía meses venía advirtiendo sobre «la posible existencia de un conflicto de intereses frente a quien podría ser uno de los testigos claves para sostener la acusación» en esta pieza separada número 17 de la macrocausa ‘Tándem’, en referencia a Del Olmo.

El presidente de ACS y del Real Madrid, Florentino Pérez, también ha solicitado al juez que aplique la Directiva ‘Whistleblowing’ a este exdirectivo de Iberdrola al considerar que «está siendo represaliado» por su antigua compañía mediante acciones legales por el informe que elaboró en 2004 sobre presuntas irregularidades en la eléctrica en relación con la contratación de Villarejo.

Ha pedido al juez que, además de reconocer que Del Olmo es merecedor de la protección que otorga la directiva ‘whistleblowing’, acuerde medidas concretas, como la suspensión cautelar de los procedimientos en los que figura como querellado o demandado, puesto que «el primer riesgo del que tiene que ser protegido el informador en un proceso penal es el de la responsabilidad penal propia derivada de haber proporcionado dicha información a la autoridad judicial».

FRENTES LEGALES

Uno de los frentes legales entre Iberdrola y Del Olmo es la querella que la eléctrica presentó contra él en Bilbao por supuesta falsedad documental que ha sido absorbida por la Audiencia Nacional en esta pieza separada, donde la eléctrica ha solicitado ampliarla a delitos de revelación de secretos; una demanda mercantil en los juzgados bilbaínos por revelación de secretos empresariales y su difusión; un procedimiento penal en los juzgados madrileños por descubrimiento y revelación de secretos; y un procedimiento laboral.

La defensa de Del Olmo alegaba al pedir que se le considerara un ‘whistleblower’ que Iberdrola sería «la responsable de las actuaciones denunciadas» por su cliente porque actuaba como «una corporación única», que las decisiones se tomaban desde la matriz.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, negó ante el juez el pasado 18 de enero cualquier conocimiento de Villarejo y Cenyt y descargó la responsabilidad de contratar con el comisario y sus empresas en el exjefe de Seguridad de la eléctrica Antonio Asenjo.

EL JUEZ CONFIRMA QUE EL PRESIDENTE DE IBERDROLA SERÁ INVESTIGADO POR SUPUESTOS ENCARGOS A VILLAREJO

Recientemente, el magistrado ha confirmado que el presidente de Iberdrola, José Ignacio Sánchez Galán, seguirá investigado por supuestos encargos a Villarejo. Ha desestimado el recurso que presentó y ha confirmado el auto del pasado 17 de diciembre en el que rechazó el sobreseimiento de las actuaciones contra él. El juez señala que no se ha causado indefensión alguna ni vulneración de la tutela judicial efectiva.

La Audiencia Nacional también confirmó en noviembre la decisión de instructor de Tándem de citar como persona jurídica investigada a Iberdrola Renovables Energía SA por delito de cohecho, en relación con la presunta contratación del comisario jubilado con el fin de llevar a cabo una investigación a la sociedad suiza Eólica Dobrogea.

García-Castellón concluyó que de lo investigado hasta el momento aparece indiciariamente acreditado que Iberdrola Renovables contrató a Villarejo a finales de 2011, a través del entonces director de Seguridad de Iberdrola, Antonio Asenjo, para investigar a una empresa suiza con la que la eléctrica española se alió para desarrollar una serie de proyectos en Rumanía y con la que surgieron conflictos.

Por otra parte, la AN revocó el sobreseimiento acordado en el mismo auto del 9 de julio respecto del exdirectivo de Iberdrola Juan Antonio del Olmo, así como la decisión del instructor de retirar la condición de acusación particular de Iberdrola SA.

El juez ha acordado prorrogar seis meses, hasta el próximo 27 de julio, la instrucción de esta pieza que investiga los supuestos encargos de Iberdrola al comisario Villarejo con el fin de practicar una serie de diligencias y ha revocado a Iberdrola la condición de querellante.

Noticias relacionadas:

La falta de transposición de la Directiva ‘Whistleblowing’ deja en un limbo legal muchos aspectos de su aplicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *