El comisario de Justicia Reynders visita esta semana España con la renovación del CGPJ en mente y los fondos europeos como palanca

por | septiembre 26, 2022

El comisario de Justicia de la UE, el belga Didier Reynders, estuvo en España el pasado mes de julio. Concretamente en San Sebastián, para inaugurar el curso de verano organizado por el Colegio de Registradores de España y la Academia de Práctica Jurídica Europea. Habís sido bautizado «Los Retos Globales de la Unión Europea (UE)». Y formaba parte de la programación de la Universidad UPV/EHU (Universidad del País Vasco).

Durante su intervención ya avanzó que visitaría España en septiembre. Y lo más importante: Aludió hasta en tres ocasiones a la existencia y posibilidad de iniciar un procedimiento de infracción cuando algún Estado miembro no cumple con los estándares en materia del «Rule of Law» (estado de derecho).

Dos semanas antes se había hecho público el último «Informe sobre el Estado de Derecho» elaborado por la Comisión Europea, el gobierno de la UE, en el que formulaba una recomendación muy específica a España: «Proceder a la renovación del Consejo de la Magistratura de forma prioritaria e iniciar, inmediatamente después de la renovación, un proceso con vistas a adaptar el nombramiento de sus miembros, teniendo en cuenta las normas europeas».

Reynders explicó entonces a los presentes por qué eran importantes los informes de la Comisión Europea, explicó como funciona el procedimiento de infracción y su relación directa con el mecanismo de condicionalidad de los fondos europeos.

Fueron explicaciones muy sutiles pero que no pasaron desapercibidas para los presentes.

Reynders, en ese marco, se reunió con varias personas, a las que admitió en privado que lo único a lo que respondían las naciones que formaba parte de la Unión, llegado a este estado de cosas, era al bolsillo. A los fondos europeos.

Reconoció que la cuestión española era bastante delicada, que había que manejar con mucho cuidado. Y avanzó que, en su visita de septiembre, iba a presionar para hacer realidad lo que PSOE y PP no habían conseguido: forjar un compromiso de ambos partidos para renovar de inmediato el Consejo General del Poder Judicial, caducado desde hace tres años y nueve meses.

Este es el trasfondo real de la llegada del comisario belga a España.

Con este objetivo, la agenda que le llevará a Madrid del miércoles 28 al viernes 30 incluye encuentros con varios miembros del Ejecutivo de Pedro Sánchez, entre ellos la ministra de Justicia, Pilar Llop, y el ministro de Presidencia, Félix Bolaños; así como con el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, que, para entonces, habrá dado cuenta a la Sala de Gobierno del Supremo –hoy lunes– y al pleno del Consejo –el 29–, sobre su forma de dimisión, sobre la base de un informe encargado al Gabinete Técnico del órgano de gobierno de los jueces en los que se explicarán los mecanismos de su sustitución.

También tiene previsto intervenir, ese jueves 29 de septiembre, ante la comisión mixta para la Unión Europea del Congreso de los Diputados, se verá con representantes de distintas asociaciones de jueces y hablará con los principales grupos de la oposición parlamentaria, incluidos PP –obligatorio– y Ciudadanos.

La Asociación Judicial Francisco de Vitoria, la segunda por número de afiliados, distinguió, ax aequo, a Reynders y a la vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Valores y Transparencia, Věra Jourová, con el XV Premio a la Independencia Judicial Federico Carlos Sainz de Robles 2022, por “la defensa que realizan en favor del Estado de Derecho en Europa y, en particular, en España”. Un galardón que recogerán el próximo mes de noviembre en el marco de la XXXVI Asamblea General de la AJFV, que se celebrará el próximo noviembre en Palma.

Hace dos semanas que Jourova dirigió una carta a Lesmes avisando que el «correcto funcionamiento de las instituciones del Estado no debe formar parte del debate político y menos aún ser rehén de ese debate».

Este es el gran reto que tiene Reyenders ante sí en su viaje a Madrid.

Practicamente hacer magia, desbloqueando unas negociaciones que llevan encayadas desde diciembre de 2018.

Para eso, dispone de una palanca poderosa llamada fondos europeos. Una «varita mágica». ¿Funcionará el hechizo?

Ese es el misterio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *