Broseta activa su Plan Estratégico con la vista puesta en convertirse en una de las cinco grandes para 2025

johnk

Apoyado por todos los socios del despacho, «el Plan Horizonte 2022-25» es la estrategia definida para situar a Broseta entre las cinco firmas de referencia del sector, próximos a Gomez-Acebo & Pombo y a Perez-Llorca, sus principales competidores.

En dicha estrategia se tiene en cuenta la situación de incertidumbre del país en estos momentos y posibles desviaciones. La apuesta por la transformación digital y la revisión del modelo de internacionalización de la firma son dos claves para consolidar ese crecimiento.

Toda esta historia arrancó aquel año 2016 cuando se inició una revolución en el seno de Broseta al asumir Rosa Vidal –en aquel momento responsable del área de derecho público de la firma y abogada del Estado en excedencia–, la dirección de la firma. Fue un reto que le planteó su fundador Manuel Broseta. Había que darle un vuelco al modelo de negocio del bufete ,que no acaba de asentarse.

Vidal definió una nueva forma de hacer las cosas en el seno de despacho que ha posicionado a la entidad entre los diez despachos referentes del país, “con el apoyo de los 38 socios que hoy tiene la firma y que creyeron en el cambio que propusimos. Los resultados dicen que en este periodo de tiempo desde el 2016 al 2022 el despacho creció un 47% hasta los 31 millones de facturación”, apunta la socia directora.

En su opinión en este cambio de modelo el papel del «staff», equipo no abogado vinculado a cliente, “finanzas, gestión del talento, tecnología, inteligencia de negocio y comunicación tuvieran una relación fluida con nuestros abogados. Eso lo hemos conseguido. Ahora queremos seguir creciendo”.

Vidal se muestra orgullosa del desembarco de Broseta en Barcelona a primeros de este año. “Ha sido una gran operación. Hemos integrado a cincuenta profesionales y es previsible que ya este año su facturación sea destacada”. 

El despacho espera superar los 40 millones de euros de facturación al final del 2022 y mantener el crecimiento de doble digito.

En estos ocho meses de este 2022, la actividad de nuestra interlocutora se ha repartido entre su despacho en Madrid y las reuniones con los nuevos socios de Barcelona. “El pasado mes de mayo hicimos una reunión de todos los socios de la firma en nuestra oficina catalana. La integración es notable y las posibilidades de generar negocio son muchas”.

La oficina ya dispone de cincuenta profesionales que dan servicio en toda esa área de influencia, con el refuerzo de Anais Cobos, procedente del bufete Baker Mckenzie, quien capitanea esta práctica laboral, ahora clave para muchas empresas en estos momentos con tantos cambios normativos.

A medio plazo la idea es que esta nueva oficina tenga un peso específico notable en la estructura de este despacho. ”Hay aún margen de crecimiento en esta comunidad autónoma”, aclara.

Ahora hay áreas de especialización, como protección de datos, con Agustín Puente a la cabeza, ex director servicios jurídicos de la AEPD, quien cuenta con diecinueve profesionales. También tenemos las áreas de farmacéutica y derecho de la competencia que se prestan desde Madrid”, aclara.

Otra cuestión que destaca es que “en estos últimos años la apuesta de la firma ha sido por buscar a los mejores profesionales y que tuvieran una carrera profesional a corto y medio plazo en este despacho. Nuestra propuesta de valor supone ser un partnership para el cliente desde una respuesta ágil y flexible a sus necesidades legales”.

Es fundamental que el abogado tenga un talante proactivo, dice. «No puede esperar a los movimientos de su cliente. A todos ellos se les presupone ya unos conocimientos jurídicos pero lo realmente importante es ser diferente a otro despacho. Nuestros abogados están comprometidos con la mejora constante y la innovación”.

La socia directora Rosa Vidal espera que para 2022 crezcan a doble dígito.

Un momento complicado

Vidal no oculta que se vive un momento económico complicado con cambios importantes geopolíticos a nivel mundial. “Sin embargo, todavía está por ver cómo afectara este entorno en firmas como la nuestra. Por el momento no hemos revisado las igualas de nuestros clientes por el crecimiento de la inflación. Estamos pendiente de cómo evolucione los mercados”.

Sobre este 2022 “las previsiones son buenas y es posible que se crezca a doble digito y alcancemos los 40 millones de facturación con la aportación de nuestra oficina de Barcelona. Este último cuatrimestre es importante en todas las firmas legales, habrá que ver como se comporta el mercado y que oportunidades podemos asumir que surjan nuevas”.

El momento es de máxima competencia en la abogacía de los negocios donde se suceden las incorporaciones de abogados senior que cambian de firma tras ofertas económicas importantes. «Broseta no descarta incorporar algún profesional que se ponga a tiro en el mercado, pero su apuesta es por integrar pequeñas estructuras que sigan la filosofía de la firma”. relata.

Vidal, experta en el sector público, es partidaria de las tesis que expresaba Alberto Dorrego, socio responsable de derecho público de Eversheds Sutherland, sobre la necesidad de una reforma legislativa para que la inflación no sea un lastre para cualquier contratista que licite públicamente “ese cambio legislativo es necesario. La Administración debe ser más ágil de lo que es en cuanto a la contratación pública”.

Para esta jurista “no es solo que se introduzca la tecnología que ayude a que los procesos sean mas eficientes, sino que la tramitación de los asuntos debe ser más ágil.  Se aprobó un Real Decreto de revisión de precios en marzo y modificado a final de mes. Todavía hoy no se ha aplicado”.

En su opinión “hay que darse cuenta que con la Administracion no se negocia sino que se aplica la normativa. Este es el escenario que tenemos realmente. Tecnológicamente tienen que avanzar pero se necesita sobre todo un cambio de mentalidad. Si se aprueba una normativa toda la administracion debería aplicarla y no entrar en discusiones bizantinas”.

Desde su punto de vista el cambio en las diferentes administraciones es necesario “es evidente que en la gestión de los Fondos Europeos donde tenemos un equipo de trabajo dirigido por la socia Nuria Arenas, sigue siendo muy lenta. Muchos no se están ejecutando, con lo cual las empresas no pueden poner en marcha los proyectos que requieren para seguir siendo competitivas”.

Apuesta tecnológica clara

Respecto a la apuesta tecnológica del despacho, recientemente se ha incorporado al equipo de IT, dirección de sistemas, Manuel Asenjo, muchos años al frente de Eversheds Sutherland en esta parcela. 

“En nuestro Plan Estratégico es clave para culminar la transformación digital del despacho y dotar de herramientas ‘legaltech’ a nuestros abogados para que sean más eficientes. Desde esa perspectiva el papel de la tecnología y su implementación es clave en estos momentos”.

Al mismo tiempo esta área tecnológica concebida como una de las unidades estratégicas del despacho tiene un responsable que en este caso es la ‘of counsel’ Teresa Rodríguez, incorporada recientemente a la firma. “Asenjo viene a liderar el equipo tecnológico d la firma que ya existía y a definir también un modelo eficiente de ciberseguridad para el despacho”.

La tecnología también fue clave en la gestión del COVID-19. “El despacho no ha cambiado demasiado de forma interna. Ya veníamos trabajado con el apoyo tecnológico lo que ayudó al cambio de modelo cuando la pandemia estuvo en su máxima expansión. Actuamos deprisa y pudimos consensuar las medidas porque no sabíamos el tiempo que iba a durar esta situación”.

La firma en estos momentos no se plantea seguir creciendo a nivel nacional, donde ya tiene tres oficinas en Madrid, Barcelona y Valencia aunque ha cerrado acuerdos con otros bufetes de referencia en otras ciudades españolas a nivel de best friends, como es el caso de Baleares

Respecto al modelo de internacionalización, Broseta es conocido por la red de «partners» (socios) creada en América Latina, supervisada por el socio Julio Veloso, responsable del área internacional de la firma y codirector de la oficina de Lisboa que sigue creciendo. «El despacho ahora estudia hacia donde quiere ir en esa apuesta de internacionalización”, apunta.

La “cuesta de otoño” va a propiciar el refuerzo de varias jurisdicciones en Broseta en las próximas semanas. “Acabamos de reforzar el área de urbanismo con la incorporación del asociado senior Jaime Martínez-Pardo en la oficina de Madrid. Esta es una práctica muy necesaria en mercados como Cataluña y Valencia donde estamos posicionados. Esta es una actividad emergente que no podemos descuidar al igual que estar pendiente a cualquier oportunidad que surja en el mercado”.

Deja un comentario