Beatriz Saura, candidata a decana del ICAM: «Queremos devolver el orgullo de pertenencia al Colegio a todos los compañeros»

johnk

«No falto a la verdad si digo que entre los miembros de la abogacía madrileña existe una extendida insatisfacción por cómo se está dirigiendo el Colegio de la Abogacía de Madrid. Son muchos los que no se sienten representados. Si no fuera obligatoria la colegiación para ejercer es posible que no formarían parte de él. Nuestra candidatura quiere cambiar ese estado de cosas. Queremos devolver el orgullo de pertenencia al Colegio a todos los compañeros y que deje de ser un trámite administrativo».

Quien así se expresa es la abogada Beatriz Saura Alberdi, la primera candidata que se postula al puesto de decana del Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM) en las elecciones previstas para el próximo mes de diciembre.

Saura es socia directora de la firma socia directora de Sauralegal, especializada en derecho penal y en cumplimiento normativo, lo que comunmente se denomina «Compliance».

La candidata, cuenta, no es una novata en este tipo de eventos. En el pasado fue presidenta de la Asociación de Jóvenes Abogados de Alicante y vocal en la Ejecutiva de la Confederación Española de la Abogacía Joven (CEAJ).

Saura, explica a Confilegal, va a encabezar una candidatura a la Junta de Gobierno del ICAM formada por ocho mujeres y seis hombres.

«Es una candidatura que ya tenemos cerrada. A pesar de que somos mayoría mujeres no quiere decir que seamos una candidatura feminista. Somos, por encima de todo, profesionales que queremos lo mejor para nuestro Colegio. Y consideramos que lo mejor que le podría suceder a una institución como la nuestra, con casi cinco siglos de antigüedad, es que sea gestionada por un grupo de personas con ideas nuevas que pongan al ICAM, donde le corresponde de una vez por todas», explica la candidata a decana.

«¿Que aporta valor este hecho de que seamos ocho mujeres y seis hombres? Todo el mundo nos lo dice, pero no lo hemos buscado de forma específica. Sí le digo que hemos buscado a los mejores y no por razón del sexo», subraya.

LA PRIMERA CANDIDATA EN POSTULARSE A DECANA DEL COLEGIO DE LA ABOGACÍA DE MADRID

Saura es la primera candidata en poner las cartas sobre la mesa en la carrera que está pronto a comenzar. El decano, José María Alonso, todavía no ha revelado si va a optar a la reelección para un segundo mandato.

Tampoco Raúl Ochoa y Juan Gonzalo Ospina. ambos diputados de la actual Junta de Gobierno, de los que se dice que van a disputar a Alonso el sillón principal del ICAM en la calle Serrano, se han pronunciado todavía sobre sus intenciones.

La candidata confía en que la oferta de su equipo consiga ilusionar a los compañeros. «El Colegio de la Abogacía de Madrid necesita un cambio. En estos momentos estamos cerrando el programa que vamos a presentar, que está compuesto de ideas muy novedosas y rompedoras. Es el reflejo de un equipo de gente muy buena y muy trabajadora que va a ilusionar. Estoy segura».

Saura está convencida de que pueden ganar. «Si no confiara a ojos cerrados en la victoria no me presentaría», asegura.

De acuerdo con esta candidata, el gran desafío que tiene su candidatura es el de conseguir movilizar a la mayor parte de los 75.239 colegiados con que cuenta el ICAM. 44.494 son ejercientes y 30.745 no ejercientes.

En las últimas elecciones a la Junta de Gobierno del ICAM, celebradas en diciembre de 2017, solo fueron a votar 5.924 colegiados, un 8 % del censo de ese momento. En las anteriores, que tuvieron lugar en 2012, la afluencia fue sensiblemente mayor, un 13,9 %, del censo, 12.017.

«Los números hablan por sí mismos. Nuestro objetivo es elevar esas cifras. Y solo se puede hacer ilusionando a los compañeros. Podemos hacerlo y lo vamos a hacer», cuenta Saura, que avanza que en las próximas semanas harán una presentación pública de su candidatura.

Deja un comentario