Anulado el despido de una trabajadora que reclamó nóminas atrasadas cuando estaba de baja

El Juzgado de lo Social nº 2 de Vigo ha anulado el despido de una auxiliar administrativa que fue cesada el mismo día que reclamó el pago de dos nóminas pendientes, y ha condenado a la empresa a readmitirla y pagarle 4.666 euros, el equivalente a cuatro mensualidades, por vulnerar su derecho fundamental a reclamar.

La trabajadora estaba de baja por incapacidad temporal cuando fue despedida y actualmente sigue en dicha situación. “El mismo día en el que reclama una serie de nóminas sin pagar, cerca de las doce de la noche, se le remite por burofax la carta de despido sin causas detalladas”, comenta Belén Sanmartín, abogada que ha llevado el caso. 

La empresa reconoció la improcedencia del despido, según la sentencia, y la letrada señala que se trata de “una represalia de la empresa por la reclamación de sus nóminas de la trabajadora”. Por ello se ha declarado la nulidad, porque se asienta en la vulneración de la garantía de indemnidad, un derecho fundamental.

La sentencia es firme, pero están pendientes de su ejecución, que ha sido solicitada nuevamente al conocerse la disolución de la empresa de forma ordinaria y una nueva comunicación de despido, tal y como detalla Sanmartín, quien añade que se ha alegado fraude de ley, el mismo que se determinará en la comparecencia a finales de este mes.

Deja un comentario