Antonio Fernández de Buján, Teresa Anguera y Karl B. Sharpless, doctores honoris causa por la Universidad de La Laguna

por | mayo 1, 2022

La Universidad de La Laguna, isla de Tenerife, invistió como doctores honoris causa al catedrático de Derecho Romano de la Universidad Autónoma de Madrid,Antonio Fernández de Buján y Fernández, a la profesora emérita de Psicología de la Universidad de Barcelona, María Teresa Anguera Argilaga, y al Premio Nobel de Química y catedrático de la Universidad Scripps, de California, Karl Barry Sharpless.

Fue el pasado viernes, en una ceremonia solemne que tuvo lugar en el Paraninfo de esta prestigiosa Universidad.

Tal y como recordó su rectora, Rosa Aguilar China, durante su discurso final, con estos tres nuevos doctores honoris causa son ya 44 las personas que, desde 1974, han sido distinguidas con este nombramiento. 

Como es la costumbre, previa a la intervención de cada investido, es preceptivo que la lectura de la «laudatio»; el elogio y la enumeración de méritos, del homenajeado.

En el caso de Fernández de Buján, ese deber correspondió a Etelvina de las Casas León, su madrina en esta ceremonia, profesora contratada doctora del Departamento de Disciplinas Jurídicas Básicas.

De las palabras de De las Casas sobre el catedrático destaca una frase que resume la persona del nuevo doctor honoris causa: es “una de las figuras más importantes de la romanística de los últimos tiempos”.

Catedrático desde los 29 años, Fernández de Buján ha creado una escuela con discípulos repartidos por veinticinco universidades españolas.

Antonio Fernández de Buján durante la lectura de su ponencia. Foto: JJ Luis (CC BY 3.0).

FERNÁNDEZ DE BUJÁN HA CONECTADO EL DERECHO ROMANO CON EL DERECHO POSITIVO ACTUAL

De las Casas  destacó cómo el profesor ha conectado el Derecho Romano con el derecho positivo actual, con aportaciones sobre derecho ambiental o fiscal, derecho arbitral, la problemática del género, la violencia hacia las mujeres o su acercamiento al derecho de la discapacidad.

La ponencia de aceptación de Fernández de Buján versó, precisamente, sobre la protección constitucional de las personas con discapacidad como paradigma del estado social.

Repasó los principales aspectos de cuatro textos legales básicos en materia de discapacidad y Constitución en el Ordenamiento Jurídico español: la Convención de Nueva York de 2006; la Ley 8/ 2021, de 2 de junio, de reforma de la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica; el anteproyecto de Ley de 7 diciembre de 2018 de reforma del artículo 49 de la CE, relativo a los derechos de las personas con discapacidad; y el proyecto de ley de reforma del artículo 49 de la Constitución Española, de 11 de mayo de 2021, en trámite de ampliación de enmiendas.

Ha conectado el Derecho Romano con el derecho positivo actual, con aportaciones sobre derecho ambiental o fiscal, derecho arbitral, la problemática del género, la violencia hacia las mujeres o su acercamiento al derecho de la discapacidad

Sobre esta última reforma, aún en trámite, el ponente destacó que moderniza la terminología, “de forma que refleje mejor la dignidad inherente a las personas con discapacidad”, pues sustituye la referencia a “disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos” por la genérica de “personas con discapacidad”.

También se estructura en cuatro apartados, en atención a los múltiples enfoques desde los que se aborda la discapacidad; y modifica el contenido para adaptarlo a la nueva concepción de la discapacidad según un modelo social de corte igualitario, entre otras cuestiones.

El catedrático de derecho romano de la Universidad Autónoma de Madrid, Antonio Fernández de Buján y Fernández, recibiendo de la rectora, Rosa Aguilar China, su doctorado honoris causa. Foto: Universidad de La Laguna. Foto: JJ Luis (CC BY 3.0).

TERESA ANGUERA DESARROLLÓ UNA METODOLOGÍA DE INVESTIGACIÓN QUE AUTORES RELEVANTES CONSIDERAN UN «MIXED METHOD»

La «laudatio» de Teresa Anguera corrió a cargo de Carmen Rosa Sánchez López, profesora titular del Departamento de Psicología Clínica, Psicobiología y Metodología de la Universidad de La Laguna.

Sánchez López destacó que en Anguera se reúnen características muy especiales, como la “capacidad de empatía, trabajo, comunicación, pero sobre todo, pasión por el hecho en sí de la enseñanza e investigación”.

Tras resumir su currículo académico, del que destacó ser licenciada no solo en Psicología, sino también en Derecho, sus siete sexenios de investigación y nueve tramos de docencia, la autoría de más de 300 artículos de investigación, 182 publicaciones y la dirección o codirección de 60 tesis doctorales, además de numerosos galardones y cargos de gestión, Sánchez López también valoró especialmente su aportación al área de Metodología en las Ciencias del Comportamiento.

“A través de la Metodología Observacional, generando todo un desarrollo teórico, estratégico y técnico para el apresamiento de cualquier tipo de conducta humana en su contexto natural”, explicó.

Es decir: no basandose solamente en tests, sino en la contemplación del comportamiento de los sujetos desenvolviéndose en su día a día.

Sánchez López destacó que en Anguera se reúnen características muy especiales, como la “capacidad de empatía, trabajo, comunicación, pero sobre todo, pasión por el hecho en sí de la enseñanza e investigación”

Anguera, en su intervención, abordó un paradigma metodológico emergente en las ciencias sociales y, más en concreto, en las ciencias del comportamiento, los denominados “mixed methods”, sobre los cuales abogó por una visión “serena y ordenada” de aquellos aspectos que aún no han llegado da su mayoría de edad.

Para enmarcar la cuestión, explicó que existen dos corrientes tradicionales, la cualitativa y la cuantitativa, que están enfrentadas enfrentadas. La ponente se postuló en el grupo de expertos que rechaza esa dicotomía “por su radicalidad y porque disminuye la calidad de los planteamientos que se pueden realizar».

A continuación, y basándose en citas a diversos especialistas, planteó la gran variedad de posibilidades metodológicas y de aproximaciones que pueden englobarse bajo este nuevo paradigma.

Explicó que su área de interés académico, la observación sistemática del comportamiento, hasta hace poco no tenía presencia en esta metodología, pero desde 2016 no sólo ha comenzado a ser incluida, sino que varios autores relevantes la consideran un «mixed method» en sí misma.  

La profesora Teresa Anguera poniéndose el birrete que corresponde a su especialidad como doctor honoris causa en presencia de la rectora, Rosa Aguilar China, y Carmen Rosa Sánchez López, profesora titular del Departamento de Psicología Clínica, Psicobiología y Metodología, quien leyó previamente su «laudatio». Foto: JJ Luis (CC BY 3.0).

KARL BARRY SHARPLESS RECORDÓ SU FORMACIÓN CUÁQUERA, QUE FOMENTA LA MODESTIA, EL AHORRO, LA INICIATIVA, LA EMPRESA Y SER UN MIEMBRO RESPONSABLE DE LA COMUNIDAD

La «laudatio» de Karl Barry Sharpless corrió a cargo de Víctor Sotero Martín García, catedrático del Departamento de Química Orgánica que tuvo la oportunidad de trabajar con el profesor agasajado en su laboratorio de la Universidad de Stanford, labrando una fructífera relación científica desde 1980.

Repasó la amplia trayectoria de Sharpless que, desde los años 60 del siglo pasado, ha estado vinculado a las universidades de Stanford y Harvard y los institutos Tecnológico de Massachusetts (MIT) y Scripps en California, donde ha ocupado la cátedra W. M. Keck en química desde 1990.

Martín explicó cuáles abundó en la idea de que su concepción de la química mucho tiene que ver con su formación en la escuela cuáquera durante la infancia: “los cuáqueros fomentan la modestia, el ahorro, la iniciativa, la empresa y ser un miembro responsable de la comunidad: en esencia, ser útil”.

Esa idea la ha guiado su carrera y se resume en el concepto de “química click” acuñado por él, entendida como reacciones modulares que se originan al unir pequeñas unidades entre sí y permite generar sustancias de manera rápida.

Aprender alemán le cambió la vida porque pudo consultar la literatura en dicho idioma 

En una intervención en inglés, cuya traducción fue proyectada mientras hablaba, Sharpless se disculpó por no saber español y también se refirió a sus estudios en la escuela cuáquera.

En ella participó en un programa de intercambio que le llevó a un centro cercano a Munich, donde pudo aprender alemán, lo cual, en su opinión, le cambió la vida porque le permitiría más adelante consultar la literatura en dicho idioma.

Además, explicó su voluntad cosmopolita, que le ha llevado por diversos lugares del mundo, a relacionarse muy bien con investigadores que no eran de su país y a tener en su laboratorio personal de diversas procedencias.

En ese sentido, se refirió a su relación con el profesor Martín, que realizó una estancia posdoctoral en su laboratorio entre 1980 y 1982, de quien destacó su contribución a la epoxidación asimétrica catalizada por titanio, más conocida como AE, uno de los mayores descubrimientos de su laboratorio.

También tuvo palabras de consejo para los investigadores más jóvenes: “inviertan tiempo leyendo la literatura en su campo: se convertirá en verdadera investigación y no solo en una fuente de información de lo que desea saber. Nunca se preocupen por cometer errores, piensen en ellos como oportunidades para tener buena suerte. No puedes esperar siempre buena suerte, pero esta aparecerá si estás abierto a su influencia”.

El Premio Nobel de Química, Karl Barry Sharpless, pronunció su discurso en inglés mientras se proyectaba su traducción en una gran pantalla detrás. En la imagen recibiendo el collar de doctor honoris causa de la rectora, Rosa Aguilar China. Foto: JJ Luis (CC BY 3.0).

LA RECTORA CERRÓ EL ACTO

La rectora de la Universidad de La Laguna, Rosa Aguilar China, cerró el acto con unas palabras de bienvenida a los nuevos doctores y doctora Honoris Causa.

En ellas señaló que el acto de hoy refleja varias facetas de la compleja institución universitaria: la mirada la futuro, pues los receptores de este honor son investigadores de vanguardia; el respeto a la tradición académica, al ser un acto protocolario; la gratitud, por lo que supone de agradecimiento a la maestría; la igualdad y justicia, pues poco a poco se va corrigiendo la escasa representación femenina en estos honores; y la dimensión social.

La rectora concluyó que, en unos momentos difíciles como los actuales, marcada por una crisis económica, la pandemia y la guerra en el este de Europa, figuras como las tres personas agasajadas son más necesarias que nunca: “Tal y como nos han dicho hoy sus padrinos y madrinas, son ustedes figuras dignas de admirar no solo por sus aportaciones intelectuales sino por su actitud personal ante la ciencia, marcada por una gran capacidad de trabajo y la generosidad hacia compañeros y discípulos. Son ustedes la clase de personas que siempre necesitaremos en los momentos difíciles”.

Plano ganeral del acto solemne que tuvo lugar el pasado viernes en el Paraninfo de la Universidad de La Laguna. Foto: JJ Luis (CC BY 3.0).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.