Álvaro García Ortiz promete su cargo como fiscal general del Estado ante el Rey

johnk

El nuevo fiscal general del Estado, Álvaro García Ortíz, ha prometido hoy su cargo ante el Rey Felipe VI, en una ceremonia celebrada en el Palacio Real de La Almudaina, en Palma de Mallorca.

Lo ha prometido sobre un ejemplar de la Constitución, abierto por la página del artículo 124 referido al Ministerio Fiscal.  

Al solemne acto, que ha tenido lugar en el salón gótico, han asistido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ministra de Justicia, Pilar Llop, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, y la directora general de Seguridad Jurídica y Fe Pública, Sofia Puente.

El Rey Felipe VI, presidiendo el acto de jura o promesa del cargo del nuevo fiscal general del Estado, en presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Justicia, Pilar Llop, en el Palacio Real de La Almudaina, en Palma de Mallorca. Foto: EFE/ Ballesteros/FGE

El Rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la ministra de Justicia, Pilar Llop, y el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, posando junto al nuevo fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz. Foto: EFE/ Ballesteros/FGE

García Ortiz fue propuesto para el cargo el pasado 19 de julio por el Consejo de Ministros y ha sido nombrado por Real Decreto 675/2022, de 1 de agosto, publicado hoy en el BOE.

El acto de juramento ante el Rey se ha producido una vez oído el CGPJ y previa valoración de su idoneidad por la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados.

El Pleno del CGPJ consideró por mayoría que Álvaro García reúne los requisitos legales exigidos para ser nombrado fiscal general del Estado, cargo para el que fue propuesto tras la dimisión, por motivos de salud, de Dolores Delgado.

El artículo 29.1 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal (EOMF) establece que quien ostente la jefatura superior y representación del Ministerio Fiscal será nombrado por el Rey, a propuesta del Gobierno, oído previamente el CGPJ, eligiéndolo entre juristas españoles de reconocido prestigio con más de quince años de ejercicio efectivo de su profesión.

Tomará posesión del cargo el próximo 5 de septiembre, a las 12.00 horas, en el Tribunal Supremo. En este solemne acto, que se celebrará en el Salón de Plenos, y que estará presidido por el presidente del Tribunal Supremo y del órgano de gobierno de los jueces, quien ejerza como padrino le impondrá las insignias propias del cargo -la placa y la medalla- y el nuevo fiscal general ocupará el asiento que le corresponde como señal de posesión. Después, es costumbre celebrar un acto en la Fiscalía General del Estado con un discurso del fiscal general.

Esa misma semana, el 7 de septiembre, participará en la apertura del Año Judicial 2022-2023, que tendrá lugar en el Supremo y que será presidido por el Rey.

Álvaro García Ortiz, salmantino de 54 años, se licenció en Derecho por la Universidad de Valladolid, y tiene acreditados más de 23 años de servicios prestados en la Carrera Fiscal, en la que ingresó en abril de 1999, fecha en la que fue destinado a la Fiscalía de Mahón (Menorca).

En 2002 se incorporó a la Fiscalía de Área de Santiago de Compostela y desde 2004 ejerció como fiscal especialista en Medioambiente de la Fiscalía del ‘Tribunal Superior de Xustiza de Galicia’ y fiscal coordinador especial de incendios de esa Comunidad Autónoma. Un año más tarde asumió como fiscal las Diligencias Previas 960/2002 del Juzgado número 1 de Corcubión (caso Prestige).

Nombrado en 2007 fiscal delegado de Medioambiente de la Fiscalía de La Coruña, ocupó ese mismo puesto -con especialidad en medioambiente, ordenación del territorio, patrimonio histórico e incendios forestales- para toda la Comunidad Autónoma de Galicia desde abril de 2009 hasta su nombramiento en marzo de 2020 como fiscal jefe de la Secretaría Técnica de la Fiscalía General del Estado.

García Ortiz fue presidente-portavoz de la Unión Progresista de Fiscales (UPF) de 2013 a 2017 y vocal electivo del Consejo Fiscal entre 2018 y 2022.

Está en posesión de la cruz distinguida de San Raimundo de Peñafort, que recibió en junio de 2004, a propuesta del Consejo Fiscal, un galardón con el que se premió en gran medida, su labor en el juicio por el hundimiento del petrolero Prestige.

Deja un comentario