Altodo reprocha al CGAE ‘su silencio’ en el caso de Lara

por | abril 7, 2022

«Nos parece incomprensible, inaceptable e inexplicable el clamoroso silencio del CGAE, como máximo representante de la Abogacía, sobre el caso de nuestro compañero Francisco Javier Lara«. Así lo manifiesta a Confilegal Isidro Moreno, portavoz de la Asociación de Letrados por un Turno de Oficio Digno (Altodo).

Se pronuncia así en relación a la situación en la que se encuentra el decano emérito del Colegio de Abogados de Málaga (ICA Málaga), que ha sido acusado por la Fiscalía de desobediencia, después de que se opusiera en plena pandemia, concretamente el 6 de mayo de 2020, a que los abogados del turno de oficio bajaran a los calabozos y abogara porque los detenidos fueran asistidos por videoconferencia o teléfono, como se hizo en otras partes de España; una decisión en su día adoptada por la Junta de Gobierno del Colegio que él encabezaba.

«Cuando una causa es justa… Es un deber moral apoyarla. Y es una inmoralidad mirar para otro lado», sentencia Isidro Moreno. A su juicio, «eso es lo que ha hecho el Consejo General de la Abogacía Española (CGAE), cuando precisamente es el órgano que debería haber liderado todo este movimiento de apoyo, puesto que representa a la Abogacía y la causa es justa».

CUANDO UNA CAUSA ES JUSTA…ES UN DEBER MORAL APOYARLA, Y ES UNA INMORALIDAD MIRAR PARA OTRO LADO. !! Aquí estamos!! @MadridAltodo @ALTODOBadajoz @AltodoTenerife@ALTODOValencia#todossomosLarahttps://t.co/yowU9N1lBR

— Isidro Moreno (@isidromoreno13) April 6, 2022

«No se trata de que la Abogacía institucional tenga que apoyar cualquier causa en la que se esté investigando o acusando a un abogado, pero cuando la causa es justa y el abogado en cuestión actuó en representación de un Colegio de Abogados y respaldado por la totalidad de su Junta de Gobierno, parece obvio que el Consejo General de la Abogacía Española tendría que haber estado ahí», puntuzaliza.

Esta asociación, presidida por Juan Manuel Mayllo, ha reiterado públicamente su «apoyo incondicional» al exdecano y a quienes integraron su Junta de Gobierno en esta actuación, y sin merma de su pleno respeto a la independencia del Poder Judicial, ha convocado diversos actos de apoyo al exdecano de Málaga y en protesta contra su procesamiento, en toda España. El turno de oficio se echó a la calle el pasado diciembre en su apoyo, en una marcha en Madrid convocada por Altodo «por la dignidad de la Abogacía». Altodo afirma que «el injusto procesamiento» de Francisco Javier Lara Peláez a su vez es «el procesamiento a la Abogacía de oficio en su conjunto».

Altodo considera que «en la gravisima situación pandémica en la que entonces nos encontrábamos, el derecho a la salud y la obediencia a las autoridades sanitarias prevalecía frente a la obstinación judicial, máxime si la orden o instrucción cursada vulneraba de forma flagrante la normativa vigente, en concreto, la normativa Covid, al no garantizarse las medidas de seguridad y sanitarias por parte de algunos Juzgados y centros de detención». 

No en vano, recuerda que la decisión «se levantó tan pronto los órganos judiciales y centros policiales de detención comenzaron a adoptar las más elementales medidas de seguridad requeridas por las autoridades sanitarias, sin que en ningún momento se perjudicara a justiciable alguno, ya que en todo momento se ofreció, y se garantizó, la asistencia por medios telemáticos, que era precisamente la fórmula recomendada por las autoridades sanitarias y establecida en la normativa entonces vigente». «No se incurrió, por tanto, en ‘desobediencia’ ni en arbitrariedad alguna, sino más bien en ‘obediencia debida’ a la normativa vigente», sostiene Altodo.

La Asociación de Letrados por un Turno de Oficio Digno y el Colegio de Abogados de Granada (ICAGR) fueron los primeros que dieron un paso al frente, el pasado mes de noviembre, en apoyo al decano emérito del Colegio de Abogados de Málaga ante el auto de continuación de procedimiento abreviado abierto contra él. A ellos siguieron otros muchos colegios de la Abogacía.

Además, Altodo hizo un llamamiento público y urgente el pasado mes de marzo a los 155.000 compañeros de los 83 Colegios de la Abogacía de España para que ingresaran un euro en la cuenta corriente del Juzgado que instruye la causa contra Javier Lara para ayudarlo a hacer frente a la fianza de 5.400 euros impuesta y que tenía que abonar antes del 6 de abril.

La Junta de Gobierno del ICA Málaga ha presentado un aval bancario para garantizar el pago de la fianza, lo que se une a los «centenares de euros depositados por los abogados del turno de oficio tras el llamamiento de Altodo», informa Isidro Moreno. «A fecha de hoy son centenares los compañeros que han prestado su apoyo moral a Lara contribuyendo con una aportación simbólica de un euro al pago de la fianza», destaca el portavoz de Altodo.

El decano emérito del ICA Málaga recogió el pasado martes el escrito de acusación del fiscal Antonio Francisco Román Capeli. Decenas de compañeros de la Abogacía también quisieron acompañarlo en el momento de recibir la acusación y requerimiento de fianza, algunos de ellos ataviados con su toga, y 14 miembros de la fuera su Junta de Gobierno.

«Gracias a todos los compañeros de a pie, que han querido acompañarme en el momento de recibir la acusación y requerimiento de fianza. A mi Junta y a mí, nos congratula saber que los abogados están con nosotros a pesar de que no nos acompañe la abogacía institucional», ha señalado Lara en Twitter. La misma crítica que también hace Altodo.

Gracias a todos los compañeros de a pie, que han querido acompañarme en el momento de recibir la acusación y requerimiento de fianza. A mi Junta y a mí, nos congratula saber que los abogados están con nosotros a pesar de que no nos acompañe la abogacía institucional. pic.twitter.com/7gAXsBEkY7

— Fco Javier Lara Peláez (@decanofjlara) April 5, 2022

«Se limitó a cumplir con su función estatutaria de velar por los intereses de sus colegiados, y en particular, su derecho a la seguridad, salud e integridad física, protegiendo así también, de forma subsidiaria, la salud de los detenidos, agentes policiales, funcionarios de Juzgados y demás operadores jurídicos, toda vez que el riesgo de contagio era bidireccional. Y todo ello, sin merma alguna del irrenunciable derecho a la defensa letrada de los justiciables, que la abogacía de oficio ha garantizado en todo momento, contándose por centenares los contagios entre sus filas, en algunos casos, con resultado de muerte», defiende Altodo.

Y señala que «por esta meritoria y valiente actitud de Francisco Javier Lara, que ha coronado su brillante y dilatada trayectoria al servicio de la Abogacía y de la Justicia, y en particular al servicio de la abogacía de oficio», esta asociación le concedió el IV Premio Altodo que anualmente otorga a la persona o entidad que con sus actos o sus palabras haya contribuido a la defensa y dignificación del Turno de Oficio.

«Todo nuestro apoyo al compañero Lara, todo nuestro respeto, afecto y reconocimiento y toda nuestra gratitud hacia quien ha preferido arriesgar su futuro profesional y personal para no arriesgar innecesaria y caprichosamente la salud y la vida de sus compañeros», expresa esta asociación. «Todos somos Lara», concluye.

Noticias relacionadas:

Lara recoge la calificación del fiscal arropado por más de 70 abogados con toga en señal de apoyo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.