Admitida a trámite la querella de Yolanda García-Cereceda contra su hermana Susana por administración desleal

johnk

Vuelve a abrirse un nuevo frente para la presidenta del Grupo La Finca Promociones y Conciertos Inmobiliarios, S.L., Susana García-Cereceda López. La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 3 de Pozuelo de Alarcón, María del Carmen Neira Formigo, ha admitido a trámite una querella por administración desleal interpuesta por su hermana, Yolanda, accionista minoritaria en esta sociedad cuyo patrimonio neto es de 314.349,00 euros, según el Registro Mercantil.

La cantidad sobre la que rota la querella supera los 9 millones de euros en préstamos. El supuesto delito se habría producido entre 2016 y 2017.

Figuran, además de Susana García-Cereceda, como querellados, Jorge Morán Sánchez, vicepresidente y responsable financiero, Francisco Lorenzo Peñalver Sánchez, socio y albacea de la herencia que dejó el padre de ambas hermanas, Luis García-Cereceda, y Diego Luis Lozano Romeral, asesor legal de la presidenta del Grupo La Finca.

También, como personas jurídicas, el mencionado Grupo y Tenedora Michigan 42, S.L., de la que es accionista al 100 % Susana García-Cereceda.

La presidenta y el vicepresidente del Grupo La Finca, García-Cereceda y Morán Sánchez, han sido convocados para declarar a guisa de querellados a las 11 de la mañana del próximo 9 de mayo. Peñalver Sánchez y el representante legal del Grupo La Finca –como persona jurídica– lo harán siete días más tarde, a las 10 de la mañana del 12 de mayo.

Y el abogado de Tenedora Michigan 42, S.L., lo hará un día más tarde, el 13 de mayo a las 12 de la mañana.

Con carácter previo, la magistrada ha convocado a las representaciones procesales de todos los querellados el 16 de febrero próximo, a las 10 horas, para darles una entrega de la querella por administración desleal para que articulen sus defensas.

SUSANA GARCÍA-CERECEDA ESTÁ SIENDO JUZGADA EN LA AUDIENCIA NACIONAL

La presidenta del Grupo La Finca, junto a Peñalver Sánchez y David Fernández, exjefe de seguridad de la mercantil Procisa, antecedente del Grupo La Finca, forma parte del grupo de acusados que están siendo actualmente juzgados en la Audiencia Nacional por su implicación en la llamada pieza «Land», que forma parte de la causa «Tándem», sobre las actividades paralelas empresariales del comisario José Manuel Villarejo.

En este juicio Yolanda García-Cereceda ejerce la acusación particular contra su hermana y sus dos colaboradores a los que imputa haber contratado a la empresa del policía, CENYT, para espiarla a ella, a su expareja, Jaime Ostos, a la viuda de su padre, Silvia Concepción Gómez-Cuétara Novoa y al arquitecto Joaquín Torres.

En juego estaba la herencia del padre, Luis García-Cereceda, cifrada en más de 1.000 millones de euros. Lo que se traduce en supuestos delitos de cohecho, revelación de secretos y falsedad documental.

Deja un comentario